Plusesmas.com

Castilla y León revalida el sobresaliente en Dependencia y conserva su liderazgo en solitario en aplicación de la Ley

lunes, 3 de febrero de 2014

Castilla y León revalida el sobresaliente en Dependencia y conserva su liderazgo en solitario en aplicación de la Ley

Castilla y León conserva el liderazgo en la aplicación de la Ley de la Dependencia. La Asociación Estatal de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales ha vuelto a avalar la eficacia con que Castilla y León está desarrollando la Ley y atendiendo a las personas dependientes. No sólo es la única Comunidad que obtiene un sobresaliente –un 9,6 sobre 10-, sino que, además, mantiene la distancia en relación al resto de autonomías. Esta puntuación la sitúa 1,3 puntos por delante de la siguiente Comunidad mejor valorada y 5 puntos por encima de la media de España (4,7).

Estos datos certifican que Castilla y León está adoptando medidas y criterios que le han permitido mantener su posición de liderazgo en los doce dictámenes que ha elaborado este grupo de expertos. El Observatorio Nacional de la Dependencia avala, de esta forma, el modelo de atención profesional por el que apuesta Castilla y León y respalda las decisiones que ha adoptado la Comunidad para poder continuar atendiendo a las personas que más lo necesitan. Y es que concede a la Comunidad la máxima puntuación (un punto) en once de los doce ítems analizados y un 0,5 en el otro. En definitiva, consigue once puntos y medio de los doce posibles.

Según el informe del Observatorio, Castilla y León es la segunda Comunidad con más personas recibiendo prestaciones en relación a su población y la Autonomía con menor número de personas dependientes que están esperando para recibir la prestación. De hecho, en Castilla y León esperaba para recibir una prestación sólo el 1,66 % de las personas con derecho, cuatro veces menos que la siguiente comunidad autónoma, y 18,5 puntos menos que la media de España que se sitúa en el 20,2 %. Además, no sólo esperan menos personas, sino que lo hacen durante un menor tiempo.

La Comunidad obtiene la máxima puntuación en relación a las solicitudes sobre población, en dictámenes, en gasto público por habitante, o en el grado de integración de la Dependencia en los Servicios Sociales. El Observatorio destaca que la Comunidad es la única que realiza un seguimiento sistematizado de cada caso y de las pocas autonomías que dispone de un sistema de información en tiempo real y cuenta con mejores prácticas en la gestión del sistema de dependencia. Junto a esto, recibe la máxima puntuación en equilibrio entre prestaciones y servicios.

En el único de los ítem donde no logra la máxima puntuación es en el del incremento de nuevos expedientes con grado III, donde alcanza 0,5 puntos, como consecuencia fundamentalmente de la aplicación del nuevo baremo nacional.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Milagros Marcos, explica que Castilla y León ha alcanzado ya la plena atención por lo que es “lógico” que se estabilice el ritmo de personas atendidas en la Comunidad. “El incremento de personas atendidas se va reduciendo porque Castilla y León prácticamente ha cubierto las previsiones que se manejaban en 2015”, apunta. Y es que, según las previsiones del Libro Blanco de la Dependencia, Castilla y León atendería en 2015 a un total de 55.000 dependientes de grado II y grado III, cuando la realidad es que a finales del año 2013 ya atendía a ese número de personas. Incluyendo a los de grado I, ya está atendiendo a 62.000 personas en situación de dependencia con 78.000 prestaciones.

Prestaciones económicas y servicios
En cuanto al equilibrio entre prestaciones económicas y servicios, Castilla y León obtiene nuevamente la máxima puntuación, lo que no hace sino reforzar la apuesta por el nuevo modelo de atención defendido por la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades, basado en la necesidad de potenciar la atención profesional y, por tanto, la generación de empleo, frente a las ayudas por cuidados familiares.

La Comunidad mantiene su apuesta, tal y como reclama el Observatorio Nacional de la Dependencia, por impulsar los cuidados a las personas dependientes en sus domicilios pero con profesionales. Ese giro hacia la profesionalización de los servicios se visualiza con datos: el 62 % de las personas en situación de Dependencia atendidas en Castilla y León recibe cuidados profesionales, lo que representa un cambio total en la tendencia de los últimos años, algo que contrasta con la media nacional, donde sólo el 45,8 % de los dependientes recibe cuidados profesionales.

Esto ha llevado a que Castilla y León continúe a la cabeza de España en creación de empleo vinculado a la Dependencia. Con datos del Observatorio, la Dependencia en Castilla y León genera 6,18 empleos por cada mil habitantes, prácticamente el doble que la media nacional (3,19). Son más de 15.000 los trabajadores que se ocupan de atender a las personas con dependencia que han optado por un servicio, ya sea residencia, asistente personal, ayuda a domicilio…

Milagros Marcos destaca nuevamente el trabajo de coordinación con las corporaciones locales y agradece el esfuerzo de los profesionales de los Servicios Sociales de la Comunidad, a los que atribuyó el mérito de que Castilla y León esté a la cabeza en la aplicación de la Ley de la Dependencia.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso