Plusesmas.com

Blog de Isabel García Olasolo. Plusesmas.com

¿Qué tal? Soy Isabel García Olasolo, directora editorial de Bayard durante muchos años. Ahora, jubilada y presidenta de la Fundación Bayard, me gustaría compartir desde este blog mis pensamientos, anécdotas y experiencias con vosotros, ¿Quedamos aquí? Os espero.

Como zombis

miércoles, 1 de octubre de 2014

Hace unos días, me llegó la noticia de que en algunas zonas de alguna ciudad del globo existe un carril para personas que, “atrapadas por su móvil”, caminan como autómatas por las calles sin levantar la vista y los dedos de la pantalla del mágico artilugio. De esta manera, se evita que vayan tropezándose con las farolas o se choquen en la vía pública con los transeúntes que no puedan esquivarlas a tiempo. Me pregunto, ¿no sería más lógico, práctico y barato apelar a la responsabilidad de esos ciudadanos que, enredados en sus caprichos, alteran el tráfico de los peatones y los obligan a modificar su dirección, en el mejor de los casos?

“Por la calle no se come, ni se grita, ni se tiran papeles o cáscaras de pipas… Se cede el paso a las personas mayores, no se atropella a los viandantes con la bici…” . Mi madre me recitaba una lista de recomendaciones que, lejos de recortar mi libertad, me han ayudado a vivir con los demás. Le faltó decirme: “Por la calle no se va hablando por el móvil, excepto en determinadas circunstancias, ni manipulando cualquiera de sus múltiples posibilidades”.

Tecnología SÍ, por favor, pero hay tiempo, modo y lugar para todo, porque corremos el riesgo de no hablarnos cara a cara, ni de mirarnos siquiera.

¡Una senda para…! ¿Y por qué no?, podría decir alguien. Miedo me da la pregunta, se formula en tantas ocasiones que puede que nos quedemos sin argumentos para responderla en cada caso y lleguemos a la conclusión de que todo vale.

Y miedo me da que nuestros nietos, aún niños, fascinados por la tecnología, se enganchen un día a un móvil, como si se tratara de un moderno flautista de Hamelín…, y caminen mecánicamente sin apreciar los monumentos, ni oír el canto de los pájaros en los parques, ni las risas o el llanto de la sociedad…Dejarían de ser testigos, incluso protagonistas, de una parte interesante de la vida de su ciudad. O sea…

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso