Plusesmas.com

Blog de Isabel García Olasolo. Plusesmas.com

¿Qué tal? Soy Isabel García Olasolo, directora editorial de Bayard durante muchos años. Ahora, jubilada y presidenta de la Fundación Bayard, me gustaría compartir desde este blog mis pensamientos, anécdotas y experiencias con vosotros, ¿Quedamos aquí? Os espero.

Cosas de Olivia

jueves, 10 de diciembre de 2009

Mi nieta Olivia cumplió 2 años hace poco. Acaba de descubrir su pasión
por el ordenador (es hija de su tiempo) y por los cuentos (¡no faltaba
más!). Pantalla y papel son las puertas de universos insospechados,
deslumbrantes, para una personita curiosa a la que le queda todo por
aprender. Pero a mí, este descubrimiento me vuelve loca: quiere ver en
la pantalla las mismas fotos veinte veces seguidas y me persigue y me
arrastra literalmente para que le lea su revista "Popi" una y otra
vez: "abela, Popi", "abeeeela, Poooopi". Tiene carácter. Se sienta en
el sofá bien pegadita a mí, acaparando toda mi atención, y empezamos
una "lectura-diálogo para besugos", riquísima.
Según los expertos, los niños tan pequeños se cansan pronto de la
misma actividad, pero Popi ejerce una atracción irresistible sobre
Olivia, una fascinación espectacular: "¡Huy! ¡Oh, oh!", ella sola se
jalea ante una nueva imagen, y me insta impaciente a seguir la
secuencia en que Osito Pardo no acierta a ponerse las botas.
De pronto, siento una conexión extraordinaria con la niña:
descubrimos y exploramos un pequeño mundo juntas y, juntas,
disfrutamos muchísimo. En cada sesión de lectura, aprende palabras
nuevas, colores... A veces, impone su propia ley, como el otro día:
yo me empeñaba en que diferenciara un tigre de un gato, lo entendía
perfectamente y lo repetía, pero al final, los consideraba a los dos
"gati", una nueva forma de decir felino. No andaba descaminada.
Estoy convencida de la importancia de los abuelos en la vida de los
niños, admiro su colaboración práctica y fundamental en muchas
familias y valoro su aportación a la sociedad, que a mi juicio se saca
tan poco a relucir. Pero permitidme este paréntesis relacionado con la
cultura.
La lectura se ha convertido en una forma increíble de relacionarme
con mi nieta desde hace ya unos meses: tenemos temas de conversación,
compartimos emociones y unos momentos de ternura que seguramente
almacenará en algún lugar de su mente y de su corazón como un placer
imborrable, como una reserva de energía que algún día le será útil.
Pienso que si Olivia es un día lectora, su abuela habrá tenido que
ver algo con su afición. Me encanta esta idea.
Si tenéis nietos pequeños, incluso un poquito mayores, de los que aún
se dejan acariciar por la voz de los abuelos, reservad unos minutos
para leerles un cuento. A ver que pasa.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso