Plusesmas.com

Blog de Isabel García Olasolo. Plusesmas.com

¿Qué tal? Soy Isabel García Olasolo, directora editorial de Bayard durante muchos años. Ahora, jubilada y presidenta de la Fundación Bayard, me gustaría compartir desde este blog mis pensamientos, anécdotas y experiencias con vosotros, ¿Quedamos aquí? Os espero.

Gira el mundo, gira...

viernes, 1 de agosto de 2014

Recuerdo la canción. Era romántica, tenía la magia de aquellas baladas italianas que transportaban al paraíso a los adolescentes de hace... un puñado de años.

Sí, el mundo no ha dejado de girar ni un momento, y con él, como en una noria, las personas, las cosas..., los sueños, las tragedias, las costumbres, la política, la cultura, la sociedad... Un día de los de ahora, te paras a mirar a tu alrededor y notas que el entorno ha cambiado considerablemente. Le pasa a más de uno. Quizás hacemos un alto en el camino precisamente porque nos empezamos a encontrar extranjeros en nuestro propio territorio. Mil indicadores nos alertan. Para empezar, se nos ha quedado antigua la manera de "hacer" la vida cotidiana. Por ejemplo, si queréis ser modernos, cuando llegue el frío, cambiad rápidamente la mantita zamorana por un edredón nórdico y estirad la cama, no se estila hacerla. Seguramente el mobiliario de vuestra casa, tan amorosamente cuidado, está pidiendo ya una renovación: triunfa el estilo minimalista, sin recuerdos amontonados... No sé si podremos apuntarnos a esta tendencia. Por cierto, ¿qué pasó en el mundo el año que nos enamoramos? ¿Se nos empezó a retrasar el reloj cuando nacieron nuestros hijos? Hemos perdido comba, y la gente joven piensa y se divierte de una manera diferente. Nada que ver con nuestros ideales y juergas de juventud.

A veces quisiera que el mundo girara en sentido contrario. No hay vuelta atrás. El lado positivo de esta grieta que quiere separarnos del presente es que acudimos sin duda a un cambio de etapa, y resulta interesante asistir como testigos a esta especie de revolución. Me emociona ver a mis nietos enseñándome pacientemente los secretos de mi propio ordenador, como pequeños sabios comprensivos y pacientes tratando de poner al día a "Matusalén".

Pero resulta que con tantos giros se aprende a mantener el equilibrio. Ahora intento subirme al carro de los cambios para asimilar las innovaciones sin marearme en las curvas, apuntarme al progreso sin perder la cordura, agarrarme a mi salvavidas particular para mantenerme a flote y dejarme llevar por las olas... sin perder el norte. Cosas más difíciles hemos hecho.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso