Plusesmas.com

Blog de Isabel García Olasolo. Plusesmas.com

¿Qué tal? Soy Isabel García Olasolo, directora editorial de Bayard durante muchos años. Ahora, jubilada y presidenta de la Fundación Bayard, me gustaría compartir desde este blog mis pensamientos, anécdotas y experiencias con vosotros, ¿Quedamos aquí? Os espero.

Las batallitas del abuelo

martes, 1 de junio de 2010

Es un tópico muy extendido: los mayores siempre cuentan batallitas. ¿Cierto? Por una parte, parece lógico, el tiempo nos va llenando de experiencias y necesitamos aligerar un poco el corazón. Pero no siempre son historias aburridas.
Es verdad que hay abuelos (y abuelas) que colocan sus “rollocharlas” en las reuniones familiares convencidos de que tienen derechos adquiridos. Pero es que estos fueron ya unos niños pesados. También los hay de los que no se dan cuenta de que el capítulo de la boda del tío Modesto con la farmacéutica no interesa a nadie. Al menos, intentan ser agradables, pero es mejor viajar al pasado con billete de ida y vuelta.

Me atrevo a decir que los mayores, en toda su extensión, caemos en la tentación de contar episodios peregrinos o de repetirlos porque, en el fondo, disfrutamos reviviéndolos: ¿cómo vamos a dejar de hablar de esa madre maravillosa reducida a una foto amarillenta para sus bisnietos…?

Pero este tópico que nos adjudican a los abuelos, especialmente a los de más edad, es injusto porque creo que los años sólo acentúan los defectos de origen. Quiero decir que la mayoría de las personas mayores son realmente amenas y sabias y cuentan aventuras sorprendentes porque ellos siempre fueron interesantes.

Incluso algunos mayores son testigos vivos de la Historia Contemporánea y se han convertido en los mejores historiadores. Como mi tía “la cubana”: tiene 90 años y las ideas claras. Nació en La Habana, de padres españoles, y ha vivido en primera persona la Guerra Civil Española, el bombardeo de Guernica, la Segunda Guerra Mundial, La Revolución Cubana, la decadencia de la isla, la Transición Española… Y conoce capítulos inéditos y apasionantes de muchos acontecimientos.

Me fascina que me cuente, por ejemplo, anécdotas de Hemingway: mi tía tuvo la oportunidad de conocerlo durante las temporadas que pasaba en La Habana madurando “El viejo y el mar”… O las peripecias en aquellos barcos que tardaban casi un mes en cruzar el Atlántico… Miles de experiencias geniales que ella cuenta gracias a su prodigiosa memoria, y que yo saboreo como información privilegiada…

No todo el mundo tiene un pasado de cine pero, precisamente, los mayores de hoy son protagonistas de episodios reales que superan la ficción. Sería una pena que los jóvenes se perdieran tanta riqueza, tanta emoción, tanto glamour en directo, por fiarse de una etiqueta equivocada.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso