Plusesmas.com

Blog de Isabel García Olasolo. Plusesmas.com

¿Qué tal? Soy Isabel García Olasolo, directora editorial de Bayard durante muchos años. Ahora, jubilada y presidenta de la Fundación Bayard, me gustaría compartir desde este blog mis pensamientos, anécdotas y experiencias con vosotros, ¿Quedamos aquí? Os espero.

Las bicicletas son...

martes, 26 de noviembre de 2013

Parece que el título de este blog se ha quedado a medias porque, ¿quién no recuerda la evocadora obra de Fernando Fernán Gómez "Las bicicletas son para el verano"?

Sí, en mi memoria relaciono las bicicletas con el verano, las vacaciones, la libertad, la diversión, la juventud... Podría medir el tiempo de mi infancia por las bicicletas que tuve: " A los 6 años mi abuelo me regaló una bici sin ´ruedines´ ". "Con la última, una BH verde metalizada con adornos en la rueda trasera como si fuera una jaca enjaezada, pasé de la adolescencia a la mayoría de edad. Me apasionaban. Sin embargo, ahora, ya casi mayor ( me acabo de lanzar un piropo), aunque me siguen gustando, las temo.

Podríamos escribir un tratado sobre las bicicletas, pero sólo me referiré a mi experiencia como ciudadana de a pie.

Desde hace un tiempo, sufro la invasión de ciclistas en las aceras, las plazas y las calles peatonales. No me han atropellado de milagro: porque ni los esperas, ni los oyes...Circulan haciendo quiebros, toreando a los transeúntes temerariamente, sin contar que los confiados peatones pueden pararse a ver un escaparate, variar la dirección o darse la vuelta.

Protesto, con todo respeto hacia los ciclistas responsables, contra esa utilización de la noble bicicleta, que está destinada a resolver problemas, no a crearlos, y a procurar felicidad entre otras cosas.

Recuerdo que hace unos años, no muchos, recorrí una zona de París en bici. Era un domingo de primavera y no había una forma mejor de disfrutarlo. Salimos 10 personas con un monitor a "comernos" la belleza de la ciudad durante tres horas. Ni por un instante dejamos de circular por las calles o los carriles para bicicletas. Fue una experiencia única que recomiendo.

Y es que si entendiéramos que la libertad de uno termina donde empieza la del otro, las cosas irían sobre ruedas.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso