Plusesmas.com

Blog de Dolors Colom Masfret. Plusesmas.com

Directora Científica del Master Universitario de Trabajo Social Sanitario. Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Profesora asociada del Grado de Trabajo Social. Universidad de Barcelona (UB). Directora de la revista Agathos, atención sociosanitaria y bienestar.

A los jóvenes intérpretes de las Juventudes Musicales de España: Gracias

lunes, 25 de noviembre de 2013

A 25 de noviembre de 2013
¿Quién no ha sentido alguna vez la imperiosa necesidad de escuchar y sentir, sobre todo de sentir en su alma, una determinada pieza musical? ¿A quién no le ha ocurrido que unas notas aireadas por azar, en un film, en un restaurante, en un café, le invaden de tal forma que puede pasar años a la deriva buscando su origen, saber quién las compuso y quién las ha interpretado alguna vez?

Me ocurrió hace años, a primeros de los noventa, con la «Rapsodia sobre un tema de Paganini, de Rachmaninov». Si bien la pieza dura unos 16 o 17 minutos, concretamente hay dos o tres, que lograron sacarme de mí. Las notas estaban ahí, la sensación también, pero desconocía todo de la pieza, compositor e interprete. Un día las volví a escuchar en una película de la que solo recuerdo la interpretación de Jane Seymour y el fallecido Christopher Reeve (1952-2004). Los créditos de la película fueron mi salvación, por descarte descubrí que se trataba de la Rapsodia. Me sentí a salvo, ya solo era cuestión de ir a la tienda, sin embargo, sin yo saberlo aún, mi calvario empezaba. Recorrí tiendas pequeñas, medianos y grandes almacenes, me encontrase en la ciudad que fuera, cuando me topaba con una tienda de música, entraba y preguntaba si tenían este vinilo, o CD, o cinta. La respuesta era no. Me di cuenta que, curiosamente las piezas que sobreviven a los tiempos, sean composiciones musicales, pinturas al óleo, textos literarios, lo hacen sin más marketing que el de su certeza y su belleza. No necesitan apoyo comercial de ningún tipo para atravesar los siglos, lo hacen de la mano de la inmortalidad de lo bello. En aquellas notas de la Rapsodia había una verdad que me vinculaba al alma del compositor, siendo el alma del intérprete el duende que logró el milagro material de emocionarme. Mi búsqueda contagió a mis amistades que empezaron regalarme vinilos y CD’s de la «Rapsodia sobre un tema de Paganini». Pasé de la nada al exceso, pero todas las versiones recibidas, extraordinariamente bien interpretadas, logran cada vez que las escucho, recuperar aquella sensación acaramelada de la primera vez que las notas de la Rapsodia acariciaron mis oídos.

Hace menos, dos o tres años, me ocurrió algo parecido con otra pieza. Durante mucho tiempo busqué y rebusqué. Hace unas pocas semanas descubrí que se trata de «La Pavane op.50 de Gabriel Fauré». Tengo la compra empezada. A veces me dicen: «¿Por qué no te la descargas de Internet?». Siempre contesto lo mismo: «Porque no, porque quiero seguir escuchando música hermosa y comprar el CD es la única manera que tengo para expresar mi agradecimiento al compositor, al interprete». Claro que uso YouTube, pero eso no impide mi compra.

El pasado martes día 19 tuve la ocasión de acudir al desayuno- rueda de prensa ofrecida por el Sr. Jordi Roch, presidente de la confederación de Juventudes Musicales de España una entidad que se creó en 1945 y que hoy en 2013 sigue adelante con sus propósitos y objetivos. Ello con un gran esfuerzo. Es sabido que ninguna vida de artista, sea en el área que sea, se vive sin esfuerzo. Como señala el Sr. Roch a Bibiana Ripol organizadora del encuentro: «Hoy no podemos anunciar una gran iniciativa, o un nuevo festival, o el estreno de una gran obra o la creación de una nueva orquesta. Hoy venimos a decirles algo más importante que hemos cumplido con todos los programas internacionales como la Orquestral Mundial, La Coral Mundial, el concierto de RTVE, los intercambios nacionales e internacionales y hemos participado en el Congreso de Montreal del verano pasado y recientemente en la asamblea de l’EMCY celebrada en Bratislava. Haber hecho todo esto, hoy, es nuestra gran noticia». Solo cabe decir: Felicidades y gracias.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso