Plusesmas.com

Blog de Dolors Colom Masfret. Plusesmas.com

Directora Científica del Master Universitario de Trabajo Social Sanitario. Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Profesora asociada del Grado de Trabajo Social. Universidad de Barcelona (UB). Directora de la revista Agathos, atención sociosanitaria y bienestar.

Hypatia de Alejandría: esa mujer que amó el conocimiento y, por ello, le quitaron la vida

lunes, 11 de marzo de 2013

A 8 de marzo de 2013


La primera vez que escuche el nombre de Hypatia, de ello hace bastantes años, no puedo recordar cuántos, sentí un escalofrío lejano. Y nada más conocer algunas líneas de su historia, creció en mi interior un arbolado de sensaciones tristes. ¿Quién era esta mujer, tan sabia, nacida a mediados del año trescientos? ¿Cómo había logrado, por sí misma, ese reconocimiento incuestionable de sus contemporáneos? ¿Cómo había conseguido brillar con su propia estrella, en un mundo de hombres? ¿Cómo, después de llegar al más alto reconocimiento, murió a manos de una turba envilecida? Numerosas preguntas brotaban de mi curiosidad. Enseguida me puse a buscar libros que trataran del personaje en todas las facetas, su leyenda y su historia. La conmoción se agrandó cuando leí los detalles de su muerte. Fue una mujer sabía, amante de la ciencia y las matemáticas, considerada por muchos autores la primera mujer científica de nuestra época, fue una gran maestra, admirada y querida por sus discípulos, fue filósofa y poeta, dicen los textos que la abrazaba una extraordinaria belleza, pero todo ello no evitó que, al contrario contribuyó, muriera brutalmente asesinada. Hypatia, tal como la presentan quienes han estudiado su vida y obra, es una mujer sin matices, sigue siendo un espejo donde reflejarse. La describen como una mujer que vivió libre. Algunos libros:

En: ‘Hypatia de Alejandría’, de Maria Dzielska, publicado en la Editorial Siruela en 2003, puede leerse: «De acuerdo con sus cartas y los comentarios de Sócrates Escolástico, Hypatia irradia conocimientos y prudencia derivados del ‘divino’ Platón y de Plotino, su sucesor», página 60.

Un año más tarde, en 2004 era Pablo Gálvez quien escribía, ‘Hypatia la mujer que amó la ciencia’. En este caso era la Editorial Lumen la que asumía la publicación del libro. En la parte final, cuando se refiere al Legado de Hypatia, se puede leer «Hans Wussing afirma que, sin la labor realizada por Hypatia, lo más probable es que se hubiese perdido toda la aritmética, refiriéndose según la terminología griega, a la teoría de los números o, para simplificar, a todo el cuerpo matemático antiguo con excepción de la geometría» y señala un poco más adelante «Aun cuando no conservamos ninguna obra firmada por Hypatia, las investigaciones modernas apuntan a que es muy posible que sus libros nos hayan llegado bajo nombres distintos», página 241.

Cuatro años después, en 2008, la Editorial Siruela, publicaba, ‘Hypatia, Bruno, Villamedia’, tres tragedias del espíritu, de Ignacio Gómez de Liaño. Era un libro de teatro pero en el prólogo escribía el autor refiriéndose a Hypatia «El pensamiento que la llevo a la muerte era una filosofía que trataba de facilitar un terreno neutral, ecléctico a cuantos aspiraban a dar elevación a sus vidas y profundidad a sus inteligencias», página 9.

En 2009 llegaba a la gran pantalla, ‘Ágora’, de Alejandro Amenabar, un film que recreaba el mundo de Hypatia.

Tres lecturas que permitirán a los lectores, y lectoras, aproximarse a la vida y obra de Hypatia, una mujer que rompió moldes en su época, los rompería hoy, escapó de lo establecido, siguió sus caminos sin vulnerar los de los demás y apoyada en el estudio, fue ganando sabiduría y conocimiento, un conocimiento que le permitió saborear la libertad, ello siempre según la literatura consultada. Vivió esa libertad desde la comprensión, la ciencia y la docencia. Pero la cruz de su vida, la encontramos en su asesinato y tortura a manos de una turba de gentes intolerantes. Y… cada vez que leo el episodio de su asesinato, llega de las marmitas del tiempo ese escalofrío que me produjo escuchar su nombre por primera vez.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso