Plusesmas.com

Blog de Dolors Colom Masfret. Plusesmas.com

Directora Científica del Master Universitario de Trabajo Social Sanitario. Universitat Oberta de Catalunya (UOC). Profesora asociada del Grado de Trabajo Social. Universidad de Barcelona (UB). Directora de la revista Agathos, atención sociosanitaria y bienestar.

Los libros, la música, la pintura, el teatro, el cine… esos tesoros que avivan el alma

viernes, 20 de diciembre de 2013

A 20 de diciembre de 2013

Los libros, la música, la pintura, el teatro, el cine ¿qué sería de nosotros sin ello? Alimentos del alma, las artes en todas sus expresiones nos liberan de lo diario, de lo que nos interrumpe los caminos interiores del pensamiento, de la reflexión, del análisis, del deseo, de la imaginación… en realidad, de lo que somos. Porque ¿es posible la vida sin pensamiento propio, sin reflexión, sin análisis, sin deseo, sin imaginación… y más allá de todo, sin la acción que brota de ese jardín de posibilidades? Es en la acción donde culminan todos los aromas que en el caminar por esos mundos creativos, nos han nutrido el alma.

A falta de libros, de música, de pintura, de teatro, de cine…, dejaremos de vivir infinidad de conversaciones que nunca llegarán, quedarán perdidas en el nada de lo que no fue, como la multitud de momentos posibles en compañía de los nuestros, los que con su presencia, incluso con su ausencia, se convierten en el andamio desde el cual vamos construyendo nuestro propio ser, nuestra propia manera de ver el mundo y de vivirlo, y como no, de ser vividos por los demás.

Estos últimos días, por diversas razones recuerdo a menudo un texto de Ortega y Gasset. Lo recoge uno de sus biógrafos, Zamora Bonilla, dice: «La vida tiene una peculiaridad muy importante desde el punto de vista metafísico: la vida, que es mía, no es algo que me haya dado yo, sino que es algo con lo que me encuentro. Más desde el momento en que la vida se encuentra, la vida es consciente de sí con un saberse que no es intelectual sino vital. Somos conscientes de que vivimos, pero nos damos cuenta de que eso que nos ha sido dado, no nos ha sido dado hecho, es un problema que tenemos que resolver». [Zamora Bonilla, J., Ortega y Gasset. Barcelona. Plaza & Janés. 2002; 294-295]. Y ese resolver acontece desde los mimbres de nuestra interioridad que es una suma de los libros, la música, la pintura, el teatro, el cine… por supuesto, de las enseñanzas y la educación que hemos recibido, de las experiencias relacionadas con los otros… todo lo que nos han nutrido a lo largo de los años.

La persona, a cualquier edad, es un ser vital e irrepetible y es con esta vitalidad con que se desenvuelve y con esa singularidad que la distingue que va tejiendo su existir.

Por ello, aprovechando estas fiestas, acordémonos de los libros, la música, la pintura, el teatro, el cine… pedacitos de mundos internos de los artistas, para el arte siga vivo.

Cada vez que se cierra una librería, un auditorio, un museo o una galería de arte, cada vez que se cierra un cine o un teatro, se nos cierran las puertas de estos universos que otros imaginaron para nosotros y que mientras estuvieron, ante nuestras preocupaciones, nuestras alegrías, tristezas o desengaños, nos tendían la mano y nos mostraban que eso que nos afectaba, forma parte del mundo del hombre.

Si perdemos las expresiones artísticas de las ciencias humanas, no tardaremos mucho en perdernos nosotros mismos.

¡Felices fiestas! Y no se olviden de los libros, la música, la pintura, el teatro, el cine… esos tesoros que avivan el alma.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso