Plusesmas.com

Blog de Eduardo Rodríguez Rovira. Plusesmas.com

Presidente del Consejo Asesor de la Fundación Edad y Vida

Dependencia y listas de espera

lunes, 28 de junio de 2010

Se deberían haber superado ya las dificultades de implantación del Sistema de la Dependencia al cabo de tres años de la aprobación de la Ley. Sin embargo alrededor de 250.000 personas dictaminadas en grado III y II están pendientes de prestación o servicio. El tiempo que media entre la solicitud del ciudadano y la resolución del expediente está entre 8 y 15 meses.

No hay que resaltar lo que significa eso para la calidad de vida de los dependientes y sus familiares. En la prensa aparecen repetidamente noticias de la concesión del servicio cuando el beneficiario ha fallecido, lo que no debe de extrañar pues su esperanza de vida es relativamente corta. Barriga llama a este periodo “El limbo de la dependencia” y señala que los acreedores de servicios son “víctimas de una política de “contención de expedientes” El Defensor del Pueblo se ha hecho en estos días eco de tales problemas e incluso el Presidente del Gobierno ha reconocido lentitud en la aplicación de la ley. El año 2010 debería ser clave para desatascar el sistema, porque no entra ningún grupo nuevo de dependientes, pero nos tememos que se convertirá en un año de taponamiento por la crisis.

Haciéndose eco de las reclamaciones hechas por los usuarios y las recomendaciones de los expertos el Consejo Territorial ha adoptado este año el acuerdo de establecer un plazo máximo de seis meses entre la fecha de entrada de la solicitud y el reconocimiento del derecho a la prestación económica de dependencia, lo que todavía nos parece excesivo.

Lo que es más grave, entre las medidas de recorte del gasto público presentadas por el Presidente de Gobierno el 12 de mayo está la supresión de la retroactividad del pago para los nuevos solicitantes de prestaciones por dependencia al día de la presentación de la solicitud. Se ha indicado que los retrasos alcanzan la cifra de nada menos que 800 millones, incluyendo prestaciones y servicios y tomando el total del periodo, más allá de los seis meses. Pero además la señal enviada, que por cierto beneficia a las comunidades que más se han retrasado en la gestión de expedientes, es letal para la considerada cuarta pata del estado de bienestar, supuesto hito social de estas dos legislaturas.

Desgraciadamente las listas de espera de la sanidad se han contagiado al sistema de la dependencia.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso