Plusesmas.com

Blog de Eduardo Rodríguez Rovira. Plusesmas.com

Presidente del Consejo Asesor de la Fundación Edad y Vida

LA SANIDAD: PRESUPUESTOS Y PRIORIDADES

miércoles, 2 de noviembre de 2011

Un poco a ciegas, porque la Administración Central no ha dado datos claves para poder confeccionar sus presupuestos, las Comunidades Autónomas los están cerrando, pero provisionalmente, a espera de aquella información.

Conocemos los tremendos problemas financieros de nuestro país y que habrá que apretarse el cinturón. Por ello es el momento de saber cuáles son las prioridades públicas. Las privadas ya lo sabemos por las encuestas del CIS. En julio 2010 se preguntó que si las Administraciones se vieran obligadas a gastar menos en prestaciones y servicios públicos en qué servicios estarían dispuestos los ciudadanos a que se gastara menos. Nada menos que el 93,8% de los ciudadanos estaría en contra de que se redujera la sanidad, la cifra más alta de la encuesta. Comprobaremos dentro de unas semanas, si la sanidad es también la prioridad de nuestras autoridades.

Es bueno recordar en estos momentos que el porcentaje sobre el PIB que se destina a la sanidad pública en nuestro país es proverbialmente inferior a la de la media europea, más de un punto según todas las comparaciones oficiales. Según esto no parece que la sanidad haya sido prioritaria.

Una vez que cada provincia tiene su aeropuerto, la mayor parte ciudades medias tiene su Guggenheim y su campus universitario, todos los pueblos sus polideportivos, otras instalaciones sobredimensionadas y pretenciosos monumentos, no parece difícil que los miles de millones de euros dedicados a infraestructuras de dudosa utilidad, se puedan realmente dirigir a lo que los ciudadanos consideran prioritario, la salud, según ellos mismos reclaman.

A la vista de cómo han actuado hasta ahora los responsables de la mayoría de las comunidades, no esperamos otra cosa de nuestros nuevos gestores que se tenga en cuenta esta prioridad, que los presupuestos de ingresos no estén inflados como ha ocurrido en los últimos años, los de gastos sean inferiores a aquellos de forma que no exista desfase en 2012 en los pagos a suministradores y proveedores de productos y servicios y que el superávit existente se emplee en disminuir la desorbitante deuda existente, independientemente de que se arbitren recursos extraordinarios para acelerar su extinción.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso