Plusesmas.com

Blog de Eduardo Rodríguez Rovira. Plusesmas.com

Presidente del Consejo Asesor de la Fundación Edad y Vida

PROLONGACIÓN DE LA EDAD DE JUBILACIÓN (II)

viernes, 30 de julio de 2010

La prolongación de la edad de jubilación es necesaria desde el punto de vista económico, especialmente por la sostenibilidad del sistema actual de las pensiones. Pero ya hemos dicho que nunca forzosa.

En efecto, la pensión media pasará del 8,9% actual sobre el PIB al 15,1% en 2060 (la media europea será entonces 12,5%). Dentro de unos años el fondo de reserva tendrá que empezar a compensar los déficits anuales, si no se hace nada ¿Qué medidas se pueden explorar para restablecer el equilibrio? O disminuyen las pensiones o aumentan los impuestos/contribuciones, es decir, o se reduce el nivel de vida de los retirados o el de los trabajadores en activo. La tercera vía alternativa, algunos dicen que complementaria, es trabajar durante más años.

Es cierto que la cuantía media de las pensiones en España es inferior a la media europea, pero también se ha aportado menos que en Europa. Tampoco se menciona que es lógico que si la población retirada aumenta dramáticamente, el porcentaje de su parte del PIB también tenga que crecer y que no se tiene en cuenta el aumento de la productividad que hará mejorar las retribuciones de los empleados, como señala el profesor Navarro.

Ahora bien está claro que nos encontramos ante un problema, pues si esa prolongación es un desiderátum, desde el punto de vista práctico será muy difícil de implantar.

Hemos visto anteriormente que la mayoría de la población por cuenta ajena quiere jubilarse antes de los 60 años y además desde el punto de vista de las empresas existe una oposición generalizada en contra de la misma. No importa las declaraciones de buena voluntad. Hay una lógica empresarial en búsqueda de la eficiencia por la que si un trabajador cobra por encima de su contribución marginal, perderá su empleo y los premios a la antigüedad en todas sus formas pueden actuar en contra del trabajador de más edad. Se prefiere una persona joven con escaso salario y en muchos casos con formación más al día sobre un empleado de más edad “más caro” y quizá obsoleto. Y en caso de crisis de la empresa hay estímulo para hacerlo.

Está demostrado en las cifras de empleo. La edad media de jubilación en España es de 62,6 años (por cierto, superior a la media europea, 61,4 años). La caída de la tasa de actividad en el empleo comienza a disminuir a partir de los 50 años y se desploma a partir de los 60 años. Sólo 5,7% trabajan entre los 65 y 69 años, la mayoría probablemente por cuenta propia. No estamos en Estados Unidos donde la tasa de actividad de las personas entre 65 y 74 años es de 18,5% o en los países nórdicos –modelos de economía social- en los que entre 55-64 años están trabajando dos de cada tres personas. Aunque quizás haya que mencionar que algunas fuentes hablan de que ¡alrededor de millón y medio de pensionistas españoles trabajan en la economía sumergida, de los cuales 800.000 son prejubilados!

Con estos datos ¿se pretende, sin más, prolongar forzosamente la edad de la jubilación hasta los 67 años y a largo plazo hasta los 70…?

Seguiremos con el tema.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso