Plusesmas.com

En casa... ¡Haz tu vida más cómoda!

En casa... ¡Haz tu vida más cómoda!

Tanto en el caso de enfermos dependientes que necesitan crear un entorno seguro y adaptado a su estado, como en el de aquellas personas que desean simplificar su día a día en el hogar, tienen a su disposición una amplia gama de recursos para conseguirlo. Aquí tienes algunos consejos.

A la hora de plantearnos realizar modificaciones en nuestra vivienda con el fin de solventar algún problema de salud, o simplemente por aumentar la nuestra comodidad o, incluso, para adaptar la vivienda a las personas con algún grado de dependencia, es preciso tener en cuenta ciertas normas generales. Algunas de las más importantes son las siguientes:

➤ Escaleras: Existen una serie de dispositivos eléctricos más allá de los ascensores que pueden facilitar en gran medida el día a día en una vivienda con escaleras. Las sillas salvaescaleras son elevadores dotados de un asiento que circula a través de un raíl instalado en la escalera para que el usuario pueda acceder a las distintas plantas de la vivienda sin necesidad de subir y bajar escaleras andando.

➤ Electricidad: los interruptores y enchufes deben ser abundantes y estar convenientemente situados. Son preferibles los interruptores conmutados, que permiten encender y apagar las luces desde distintos lugares; deben estar situados en zonas accesibles y ser fosforescentes o tener un testigo luminoso que permita localizarlos en la oscuridad. El número de enchufes debe ser el suficiente para evitar alargadores; lo mejor es que estén situados a la misma altura que los interruptores o, al menos, a una distancia del suelo superior a 40 centímetros.

➤ Las luces: lo ideal es disponer de fuentes luminosas orientables, para colocarlas de forma que se eviten los deslumbramientos, y de intensidad regulable, con el fin de adaptar la luminosidad a las necesidades de cada momento. Los reguladores, fáciles de manipular, deben situarse a 90 cm o un metro del suelo.

➤ Los suelos deben ser lisos, antideslizantes, sin elementos que sobresalgan (como ocurre a veces en el acceso a terrazas y balcones), pero con barras de fijación para la moqueta. Las alfombras deben estar fijadas al suelo. Si hay peldaños, éstos deben estar señalizados y tener elementos que ayuden a franquearlos. La moqueta es recomendable: está demostrado que con ella se producen menos fracturas de cuello de fémur. Los suelos de madera son más seguros tratados con ceras antideslizantes.

➤ Para facilitar los movimientos por la casa, es aconsejable instalar pasamanos. Si es necesaria una silla de ruedas, hay que prever que pueda desplazarse por toda la vivienda.

➤ Los dispositivos eléctricos para subir y bajar persianas, escaleras… son más cómodos y seguros.

➤ Escaleras: Existen una serie de dispositivos eléctricos más allá de los ascensores que pueden facilitar en gran medida el día a día en una vivienda con escaleras. Las sillas salvaescaleras son elevadores dotados de un asiento que circula a través de un raíl instalado en la escalera para que el usuario pueda acceder a las distintas plantas de la vivienda sin necesidad de subir y bajar escaleras andando.

➤ Puertas anchas: en las puertas, los profesionales recomiendan una anchura de 110 cm, a ser posible en dos hojas, una de 80 cm y otra más estrecha, reservada para el paso de elementos muy voluminosos.

Relacionados

  • Habitación por habitación: algunas pistas para la reforma

    Habitación por habitación: algunas pistas para la reforma

    Cuando sobreviene una situación de dependencia, lo mejor, en principio y en la medida de lo posible, es mantener al afectado en el entorno que conoce, en su propia casa. Para que la persona dependiente disponga de un entorno seguro y adaptado a su estado, será preciso hacer en la casa algunas reformas orientadas a facilitar la autonomía del enfermo y a evitar los potenciales peligros, sobre todo las caídas

  • Accesorios para ayudar al enfermo dependiente

    Accesorios para ayudar al enfermo dependiente

    Cuando sobreviene una situación de dependencia, lo mejor, en principio y en la medida de lo posible, es mantener al afectado en el entorno que conoce, en su propia casa. Para que la persona dependiente disponga de un entorno seguro y adaptado a su estado, será preciso hacer en la casa algunas reformas orientadas a facilitar la autonomía del enfermo y a evitar los potenciales peligros, sobre todo las caídas

  • Adaptar el entorno a la dependencia

    Adaptar el entorno a la dependencia

    Cuando sobreviene una situación de dependencia, lo mejor, en principio y en la medida de lo posible, es mantener al afectado en el entorno que conoce, en su propia casa.

  • Ayuda para los mayores que no ven bien

    Ayuda para los mayores que no ven bien

    Trucos y consejos para adaptar la vivienda a las personas con una visión deficiente

  • Ayuda para los mayores que oyen mal

    Ayuda para los mayores que oyen mal

    Consejos para adaptar la vivienda a las personas con pérdida de audición

  • Simplificar la vida diaria del enfermo dependiente

    Simplificar la vida diaria del enfermo dependiente

    Para que la persona dependiente disponga de un entorno seguro y adaptado a su estado, será preciso hacer en la casa algunas reformas orientadas a facilitar la autonomía del enfermo.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso