Plusesmas.com

Un nuevo derecho

Un nuevo derecho

Acceso a las personas dependientes a los servicios sociales o a prestaciones económicas

Hasta 2015, más de un millón de ciudadanos que precisan ayuda en sus actividades diarias se beneficiarán de un nuevo derecho: ser atendidos en condiciones de igualdad por los poderes públicos.

¿En qué consiste?
La Ley de Promoción de la Autonomía Personal y Atención a las Personas en Situación de Dependencia, que entró en vigor el pasado 1 de enero de 2007, ha sentado las bases para la creación de un nuevo sistema público, que será el «cuarto pilar del Estado de bienestar», tras las pensiones, la sanidad y la educación.

A través del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia (SAAD), las personas que presenten limitaciones o discapacidades que afecten a las actividades básicas de la vida diaria tendrán garantizado el acceso a los servicios sociales (ayuda a domicilio, centros de día, teleasistencia, plazas residenciales) o a prestaciones económicas para la contratación del servicio, para cuidados familiares o para asistencia personal.

Estos servicios serán sufragados en su mayor parte por las Administraciones Públicas, pero no serán totalmente gratuitos, sino que el propio ciudadano afectado contribuirá, en función de sus posibilidades económicas, a financiar el coste.

El reto no es otro que velar por las necesidades de los ciudadanos que, por encontrarse en situación de especial vulnerabilidad, requieren apoyos de manera habitual y continua.

Personas dependientes en España
En nuestro país, se estima que hay más de 1.125.000 personas que necesitan asistencia o ayudas importantes a la hora de realizar los actos corrientes, como levantarse de la cama, asearse o comer. De ellos, aproximadamente 826.500 tienen más de 65 años y la cifra crece de forma progresiva, como consecuencia de los cambios demográficos. Hay que tener en cuenta que el número de mayores de 65 años se ha duplicado en los últimos 30 años y que la población con edad superior a los 80 se ha duplicado en tan solo veinte años.

La protección de todos ellos se hará de manera gradual, de forma que el mismo año de su aprobación se planteó como objetivo que reciban los cuidados necesarios unas 200.000 personas, aquellas que precisan mayor ayuda por su situación de gran dependencia.

Progresivamente, y hasta 2015, se protegerá al resto de las dependencias, primero las más severas, después, las moderadas.

¿Cómo acceder a los servicios y prestaciones?
Hay que cumplimentar la solicitud ante los órganos competentes en la comunidad autónoma, que realizará una valoración (teniendo en cuenta informes sobre su salud y entorno) y emitirá una resolución con el grado y el nivel de dependencia, especificando los cuidados que la persona pueda requerir.

Posteriormente, los Servicios Sociales de la comunidad elaborarán, teniendo en cuenta la opinión del beneficiario, un programa individual de atención con los servicios y/ o prestaciones económicas que va a recibir

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso