Plusesmas.com

Dependencia: dignidad y libertad

Dependencia: dignidad y libertad

La edad o la enfermedad no son impedimentos a la dignidad y la libertad de las personas

La edad o la enfermedad alteran la integridad física o mental. Pero ¿por qué estas alteraciones llevan a poner en entredicho la dignidad y la libertad de los que las sufren?

¿Existe una incompatibilidad fundamental, existencial, entre la enfermedad, por un lado, y la dignidad y la libertad por otro? Esas dos realidades, ¿son acaso patrimonio de la gente joven y sana? Claro que no. Sin embargo, en la práctica, esa evidencia desaparece en ocasiones. El maltrato –desde su manifestación más insidiosa a la más odiosa–, la soledad, el rechazo, el abuso, son también con demasiada frecuencia una realidad. Existen textos y recomendaciones oficiales. Pero, para poder aplicarlos, antes hay que conocerlos. No hay edad para sentirse orgulloso y mantenerse firme: incluso en silla de ruedas, aun postrado en la cama. No hay edad para ser dignos y libres.

Consulta la actual Ley de Dependencia. CONSULTAR

Comentarios (1)

* *

*

Helen Segura
17 febrero 2015 13:01

Deberíamos meter a la gente mayor en prisión. Se duchan a diario, existe vigilancia por tvcc, hacen tres comidas al día, tienen acceso a una biblioteca, TV, gimnasio, medicos y medicación controlada. Mandamos a los prisioneros a los hogares para ancianos donde, tienen la comida fría, apagan las luces a las 7 (Estados Unidos), se duchan dos veces a la semana, tienen habitaciones mas pequeñas, y tienen que pagar miles de euros en alquiler!! Es un día triste cuando tratamos a los criminales mejor que a nuestros padres!

Página: 1 / 1 (1 Elementos)

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Balneario de Archerna SORTEAMOS UNA ESTANCIA DE DOS NOCHES PARA DOS PERSONAS CON DESAYUNO Y SPA EN EL BALNEARIO DE ARCHENA

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso