Plusesmas.com

Señales de alerta para detectar una situación de dependencia

Señales de alerta para detectar una situación de dependencia

Una caída, una complicación médica, un golpe afectivo o psicológico, un brusco agravamiento de lesiones cerebrales y..., de repente, una persona pierde, de forma temporal o definitiva, su capacidad de ser autónoma. Toda una vida se desploma bruscamente, y es necesario decidir de inmediato en qué condiciones podrá seguir viviendo.

Aunque la pérdida de autonomía aparece habitualmente de forma súbita, la mayoría de las veces suele estar precedida de síntomas que, tomados por separado, no son forzosamente motivo de inquietud, pero que, encadenados, constituyen serias señales de alarma. Estos síntomas revelan una tendencia al desinterés, al alejamiento y al abandono.

¿Cuáles son?
–Una alimentación desordenada. Cuando una persona es cada vez más reticente a preparar un almuerzo y a alimentarse de forma regular y equilibrada, revela desinterés hacia su propia salud y satisfacción.
–La memoria falla. No se trata tanto de recuerdos mal articulados como de comportamientos peligrosos –deja la cocina encendida, no se toma las pastillas...– derivados de una disminución de las facultades mentales. La incapacidad para reconocer personas o lugares constituye una etapa suplementaria en el debilitamiento de esas facultades.
–Caídas. Cuando el equilibrio de una persona es deficiente hasta el punto de caerse con frecuencia, es necesario estar atento y advertírselo al médico de cabecera para buscar las causas. Puede tratarse, simplemente, de una dosis inadecuada o de una mala combinación de medicamentos. Hay que tener presente que, con frecuencia, las personas que se caen se resisten a advertirlo a la familia, por lo que habrá que prestar atención a indicios tales como contusiones en brazos y piernas.
–Achaques reiterados. Más que su gravedad, lo que debe ser señal de alarma es su repetición. Por ejemplo, cuando a un resfriado que no se cura, se suman problemas de audición, dolores recurrentes, vértigos...
–Desinterés por las cosas y las personas. Se puede manifestar tanto ante una celebración próxima (fiesta, aniversario), como ante acontecimientos externos (elecciones, el tiempo que hace...), o ante hechos de la vida cotidiana (poner al día las facturas, abrir el correo…).
–Comportamientos irracionales: enfados sin fundamento, abatimiento repentino, nerviosismo inhabitual, angustias injustificadas, etc. son señales alarmantes de conflictos de comportamiento.

Relacionados

  • ¿Qué es la dependencia?

    ¿Qué es la dependencia?

    Una caída, una complicación médica, un golpe afectivo o psicológico, un brusco agravamiento de lesiones cerebrales y..., de repente, una persona pierde, de forma temporal o definitiva, su capacidad de ser autónoma. Toda una vida se desploma bruscamente, y es necesario decidir de inmediato en qué condiciones podrá seguir viviendo.

  • La familia del dependiente: recurso y amparo

    La familia del dependiente: recurso y amparo

    Una caída, una complicación médica, un golpe afectivo o psicológico..., de repente, una persona pierde, de forma temporal o definitiva, su capacidad de ser autónoma. Toda una vida se desploma bruscamente, y es necesario decidir de inmediato en qué condiciones podrá seguir viviendo.

  • Dependencia: comunicarse para vivir

    Dependencia: comunicarse para vivir

    Una caída, una complicación médica, un golpe afectivo o psicológico, un brusco agravamiento de lesiones cerebrales y..., de repente, una persona pierde, de forma temporal o definitiva, su capacidad de ser autónoma. Toda una vida se desploma bruscamente, y es necesario decidir de inmediato en qué condiciones podrá seguir viviendo.

  • Dependencia: el trauma de los cambios

    Dependencia: el trauma de los cambios

    Una caída, una complicación médica, un golpe afectivo o psicológico, un brusco agravamiento de lesiones cerebrales y..., de repente, una persona pierde, de forma temporal o definitiva, su capacidad de ser autónoma. Toda una vida se desploma bruscamente, y es necesario decidir de inmediato en qué condiciones podrá seguir viviendo.

  • Dependencia: superar las reacciones de culpabilidad o agresividad

    Dependencia: superar las reacciones de culpabilidad o agresividad

    Una caída, una complicación médica, un golpe afectivo o psicológico, un brusco agravamiento de lesiones cerebrales y..., de repente, una persona pierde, de forma temporal o definitiva, su capacidad de ser autónoma. Toda una vida se desploma bruscamente, y es necesario decidir de inmediato en qué condiciones podrá seguir viviendo.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso