Plusesmas.com

Una tarjeta bancaria para cada necesidad

Una tarjeta bancaria para cada necesidad

Llenan nuestro billetero y son de lo más variadas. Las hay de débito, de crédito, monedero..., con distintas denominaciones comerciales (Visa, Mastercard...), con distintas categorías (clásica, plata, oro, platinum). Pero, además de las tarjetas bancarias, tenemos guardadas las emitidas por empresas de servicios o comercios.

Tarjeta de débito
Sirve para utilizar los fondos depositados en la cuenta corriente o de ahorro a la que está asociada. Por eso, si usted es titular de una tarjeta de débito, deberá ser también titular de la cuenta.

En un principio, las tarjetas de débito sólo podían utilizarse para sacar dinero en oficinas y cajeros automáticos, así como para consultar saldos y movimientos de la cuenta. En la actualidad, también pueden emplearse para realizar pagos en comercios. En ambos casos (retirada del dinero o pago en establecimientos comerciales), la operación se registra instantáneamente en su cuenta. Ésa es la principal diferencia con las tarjetas de crédito.

Si usted realiza un pago o retira dinero en efectivo con su tarjeta de débito, la operación se registra simultáneamente en la cuenta asociada, y por tanto usted debe preocuparse de tener dinero suficiente en ella. Si no hay fondos, la entidad bancaria, si así lo decide libremente, podría anticiparle la cantidad necesaria para realizar el pago, pero tenga en cuenta que en ese caso se producirá un descubierto en cuenta y tendrá que devolver el anticipo y abonar los correspondientes intereses, comisiones bancarias y gastos.

El límite lógico de una tarjeta de débito es el dinero que tenga la cuenta asociada. Sin embargo, es muy común que por razones de seguridad, las entidades, de acuerdo con su cliente fijen un límite diario, sobre todo para la retirada de fondos de los cajeros automáticos.

Tarjeta de crédito
Permite disponer de una cuenta de crédito, facilitada por la entidad que la emite. Eso quiere decir que si usted es titular de una tarjeta de estas características puede hacer pagos u obtener dinero, hasta cierto límite, sin necesidad de tener fondos en su cuenta bancaria en ese mismo momento. Ésa es la principal diferencia con las tarjetas de débito.

A cambio, usted tiene que devolver el dinero que ha utilizado en los plazos previstos.

No todas las tarjetas de crédito son emitidas por una entidad de crédito. Existen también tarjetas de crédito que son emitidas por empresas que no son entidades de crédito y por tanto no están sujetas a supervisión del Banco de España.

Muchas entidades bancarias la ofrecen sin necesidad de tener una cuenta corriente abierta en ellas girándole los recibos correspondientes a la cuenta corriente y entidad que usted indique. En el caso de las emitidas por los establecimientos financieros de crédito será siempre así, ya que no pueden abrir cuentas corrientes al público.

Las características de las tarjetas de crédito y su facilidad de uso aconsejan llamar la atención sobre el hecho de que utilizar una tarjeta de crédito tiene las mismas consecuencias que disponer de cualquier crédito o modalidad de financiación. Sea usted consciente, por tanto, de su obligación de devolver el dinero y de pagar los intereses.

Tarjetas monedero
Son las llamadas tarjetas de prepago y permiten hacer con ellas pagos, en general de pequeño importe, u obtener dinero hasta el importe que su titular ha entregado previamente a la entidad bancaria o entidad de dinero electrónico que la emite, mediante ingreso por caja o mediante cargo en su cuenta. Una vez agotado su importe pueden recargarse mediante un nuevo pago de su titular.

El importe que puede almacenarse en estas tarjetas suele ser pequeño y son un sustitutivo electrónico de las monedas y los billetes de banco.

Tarjetas comerciales
Son las tarjetas de crédito emitidas por establecimientos comerciales (por tanto no por una entidad bancaria), como grandes supermercados, cadenas de tiendas, etc., y que sirven exclusivamente para efectuar compras de artículos en los establecimientos que las han emitido y hasta el límite pactado.

No obstante, en España, una parte importante de los grandes centros comerciales trabajan conjuntamente con una entidad de crédito, siendo esta entidad la emisora de la tarjeta y no el centro comercial.

Tarjetas de fidelización
Las tarjetas “Affinity” o de fidelización, se pueden emitir por establecimientos comerciales o de servicios y con ellas se acumulan puntos que sirven para solicitar descuentos en la compra de los artículos o pago de los servicios del establecimiento emisor.

No obstante, también son tarjetas “Affinity” las de crédito emitidas por entidades bancarias, bajo “marcas blancas” que son las de organizaciones no gubernamentales, asociaciones benéficas, clubs deportivos, etc. cuya utilización da lugar a que la entidad emisora entregue a esas asociaciones u organizaciones una parte del importe de la transacción.

Relacionados

  • Que no le cuelen un billete falso

    Que no le cuelen un billete falso

    Los bancos centrales europeos se lo pone difícil a los falsificadores. Los billetes en euros incorporan medidas de seguridad muy avanzadas. Sin embargo, es inevitable –a todos nos ha ocurrido- que “nos cuelen” uno falso. Con un poquito de atención y los detalles que nos brinda el Banco de España, no tiene por qué volver a suceder.

  • Impida el uso fraudulento de su tarjeta bancaria

    Impida el uso fraudulento de su tarjeta bancaria

    “Me han robado la tarjeta”. Miles de personas repiten cada día la misma frase. Conviene tomar medidas para evitar el robo y, si no es posible, minimizar los efectos del hurto, procurando que el ladrón no pueda hacer un uso fraudulento de nuestra tarjeta bancaria.

  • Fraudes a personas mayores: cómo evitarlos

    Fraudes a personas mayores: cómo evitarlos

    Aunque frecuentemente son los consumidores más precavidos, las personas mayores son también el colectivo más vulnerable a ciertos fraudes y engaños.

  • Viajar con todas las garantías

    Viajar con todas las garantías

    Ya sea en coche, en avión o en tren, el consumidor tiene que tomar precauciones antes y durante el trayecto. Le explicamos cómo hacerlo.

  • Opera con seguridad con tu banco a través de internet

    Opera con seguridad con tu banco a través de internet

    Millones de ciudadanos no se desplazan jamás a una sucursal bancaria: domicilian su nómina o su pensión, sacan dinero del cajero y hacen sus consultas a través de internet a cualquier hora del día y cualquier día de la semana, incluidos los domingos. Pero, ¿es seguro? Desde luego, hay que tomar precauciones

  • Ideas para rebajar la factura fiscal a pagar

    Ideas para rebajar la factura fiscal a pagar

    Cuando quedan pocos días para finalizar el año fiscal, todavía hay tiempo para arañar algunos euros en la factura fiscal del IRPF que presentaremos en el próximo año.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso