Plusesmas.com

Contenido y disposiciones en el testamento

Contenido y disposiciones en el testamento

Es importante entender que en el testamento no es obligatorio decir en qué bienes se concreta la parte de cada uno de los herederos, pero siempre hay que respetar el porcentaje de lo que por ley le corresponda.

Lo habitual es nombrar a los hijos herederos a partes iguales, sin mencionar de qué bienes, pero aplicando porcentajes iguales para todos ellos. Después de la muerte, se realizará el inventario de los bienes y deudas y se procederá al reparto equitativo.

El testamento también puede recoger el deseo del testador de atribuir a una persona un bien concreto, por ejemplo, una vivienda, una joya u otro bien. Esto es lo que se denomina un legado. El legado puede efectuarse a favor de los herederos forzosos -sean descendientes o ascendientes- o de otras personas o instituciones. En todo caso, deberá respetar los límites que imponen las legítimas.

También es posible en el testamento nombrar a una o varias personas para que se ocupen de la herencia y determinen el reparto, si se sospecha la posibilidad de fricciones entre los herederos. Esta figura se llama contador-partidor. Generalmente, suele ser un familiar o amigo, generalmente respetado por los herederos.

Otra posibilidad que se abre con el testamento es la posibilidad de nombrar tutores cuando hay hijos menores de edad o afectados por alguna discapacidad grave y que deban contar con protección si fallecen los dos progenitores.

Naturalmente, en el testamento caben las disposiciones testamentarias más diversas, según las necesidades de cada testador. Por ejemplo, se puede indicar el deseo de que los hijos no vendan determinados bienes hasta que cumplan una determinada edad, limitaciones sobre determinados bienes o peticiones diversas.

Relacionados

  • ¿Conviene hacer testamento?

    ¿Conviene hacer testamento?

    La herencia es con frecuencia objeto de graves diferencias entre familiares. ¿Conviene hacer testamento? Decidir cómo y a quién legar nuestro pequeño o gran patrimonio en vida puede ahorrar disgustos y dinero a nuestros beneficiarios.

  • ¿Qué ocurre si no hay testamento?

    ¿Qué ocurre si no hay testamento?

    Ni se pierde ni se lo queda el Estado. Cuando no se ha hecho testamento, es la ley la que designa a los beneficiarios de la herencia, siguiendo un orden de parentesco.

  • ¿Puede anularse el testamento?

    ¿Puede anularse el testamento?

    Todas las disposiciones testamentarias son revocables incluso aunque el testador manifieste en las mismas su intención de no revocarlas en el futuro. Pero ¿como se anula un testamento?

  • La legítima en el testamento

    La legítima en el testamento

    A la hora de hacer un testamento, hay que saber que no somos libres para dejar nuestros bienes a quienes queramos. Una parte de nuestra herencia debe ir a parar, según los casos, a los descendientes, al cónyuge o a los ascendientes. Es la legítima y debe repartirse entre los herederos forzosos.

  • El testamento más frecuente: todo para mi viudo/a

    El testamento más frecuente: todo para mi viudo/a

    Un matrimonio con hijos desea que, en el caso de fallecimiento de uno de ellos, su pareja pueda seguir disfrutando de la casa y del resto de los bienes mientras viva. Es lo que se denomina el testamento "del uno para el otro y, a falta de los dos, para los hijos". Es el modelo más utilizado por los que acuden a otorgar testamento.

  • El testamento: deja todo atado

    El testamento: deja todo atado

    El testamento es el acto por el cual una persona dispone de sus bienes para después de su muerte. Se determina en él, por lo tanto, el destino final de sus bienes y patrimonio. Dentro de ello, sus posibilidades son numerosas.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso