Plusesmas.com

EL PERDÓN EN LA PAREJA

¿Se puede perdonar una infidelidad en una relación madura?

¿Se puede perdonar una infidelidad en una relación madura?

Ser capaz de perdonar a nuestra pareja nos liberará, pero en ocasiones no es tan sencillo. ¿Qué significa un perdón sincero a alguien a quién amas? La psicóloga clínica Marisol Llavero R.-Porrero nos cuenta su visión.

Cuando existe verdadero amor, existe una gran fuerza que puede con casi todo. Podría escribir en estas líneas  numerosos casos de parejas que han pasado por mi consulta y he visto cómo con ese amor tan extraordinario, lleno de  generosidad, comprensión y voluntariedad, consiguen un final dichoso, aun más, un amor más maduro y sólido.

Voy a describir uno de esos casos, que nos va a ilustrar con claridad el significado de las palabras:  “perdón y  liberación”.

Susan es una mujer de 68 años, centroeuropea, con una carrera política destacada, que actualmente se dedica a escribir artículos de opinión en importantes periódicos europeos y con varios libros de éxito publicados. Lleva más de 40 años felizmente casada con Thomas, un director de orquesta con un gran talento artístico, pero con menos reconocimiento social que su mujer.

Susan es una mujer menuda, su mayor atractivo reside en la abrumadora seguridad que tiene en sí misma y en la energía vital que desprende en cada palabra y en cada movimiento. En cambio, Thomas es un hombre muy atractivo físicamente, es alto, guapo, con clase, pero enormemente más inseguro que su mujer, sobre todo socialmente. Parece ser que era un matrimonio muy estable, apacible, y según me cuenta, lleno de amor, que lo compartían con sus hijos y nietos. 

Susan acude a la consulta  diciéndome “que si yo podría ayudarla a perdonar a su marido por sus múltiples infidelidades en los últimos 20 años”. Desde hace tiempo, Thomas comparte cama con un amplio número de mujeres austriacas, dirige una verdadera orquesta de amantes. Susan se entera de este hecho tras un accidente de coche que tuvo su marido, hace un par de años. En el coche se encontraba también una Sra., parece ser una “buena” amiga de ella. Estuvo al borde de la muerte. Agonizante él,  le confesó que no quería morirse sin su perdón… Le relató todo lo ocurrido en esos últimos años.

Él se recuperó y se unió a la familia. Pero desde entonces ella tiene mucha aversión y rencor a su marido, le rechaza cada vez que él intenta acercarse, le obsesiona pensar que la ha estado traicionando durante años. Pero, sin embargo, quiere que todo vuelva a ser como antes, detrás de ese rencor, Susan sigue muy enamorada de él e insiste que algo le ha conducido a actuar así, porque está convencida que él la quiere mucho. Por eso, quiere ser capaz de perdonarle. Me dice claramente que si yo puedo ayudarla a encontrar una “fórmula” para que todo vuelva a ser como antes”.

A lo largo de las sesiones mantenidas fui observando cómo ella iba comprendiendo a su marido, y por supuesto a ella misma. A pesar de su edad, luchaba como una fiera, desprendía gran energía. Me explicaba, que en su fuero interno tenía una inmensa confianza en él.

A veces no nos podemos quedar simplemente con lo ocurrido, con el hecho. Podemos profundizar más. Estudiar los motivos, pedir ayuda para poder aclarar y decidir qué es lo que realmente queremos.

Surgieron numerosas preguntas. Muchas de ellas difíciles de responder, pero tras la reflexión objetiva y positiva iban ayudando a una mayor comprensión de la psicología de los diferentes miembros de la pareja y un mayor entendimiento de la situación.

  • ¿Podemos o debemos perdonar a los que nos hicieron daño, aparentemente sin motivo alguno? ¿En este acto de perdón, existe amor?
  • ¿Qué significa perdonar?
  • ¿Debemos olvidar  antes de perdonar?
  • ¿Cuáles son las circunstancias y condiciones anómalas que le condujeron a ello?
  • ¿El arrepentimiento por sí sólo justifica y garantiza el perdón permitiéndose que se olviden las infidelidades?
  • Este acto de perdón ¿se tiene que interpretar como un acto de bondad, de amor? ¿Puede ser un acto de arrogancia, es como situarme por encima del otro?
  • ¿Es una cuestión de perdonar o de comprender?
  • ¿El perdón nos libera? ¿Nos ayuda a crecer, a conocernos, a no tener ataduras, ser más independientes?

Muchas veces perdonamos como forma de conseguir ser libres, sin ataduras a nada, ni a nadie que no nos aporte nada positivo, ni bueno, porque no merece la pena vivir resentidas por conflictos ajenos.

Sin embargo, a veces perdonar significa comprender, entender los motivos que le condujeron  a actuar así. No significa que no se reconozca que su actuación fue despreciable y reconocer que no nos merecemos ser tratados así. Pero si ese amor persiste, se puede luchar por el cambio y crecimiento personal y como pareja.   

Perdonar nos proporciona una sensación de libertad, esperanza, paz y felicidad que no se puede obtener de otra forma. 

Cuando tenemos experiencias similares a la ocurrida a Susan comienzan las discusiones con nosotros mismos, diálogos internos destructivos basados en ideas condenatorias que dan lugar  a sentimientos negativos, paralizantes, en lugar de buscar soluciones, de responsabilizarnos… Y a veces nuestra crítica negativa es una mera proyección de nuestra propia culpa y nuestra propia autocrítica.

Somos libres de seguir arrastrando las incómodas emociones que me producen mis críticas. El acto mismo de perdonar libera  las emociones negativas que arrastramos cuando nos quedamos anclados en la crítica destructiva, o en el rencor de ciertas situaciones pasadas, y además nos ofrece el júbilo de vivir plenamente en el presente.

No puede existir perdón sin reconciliación y no puede haber reconciliación, sin al menos un átomo de perdón. El perdón real no es el que trata simplemente de limpiar su conciencia, sino el que de un modo sincero se siente responsable y arrepentido, cambiando de actitud y buscando todas las posibles soluciones al conflicto.

Marisol Llavero R-Porrero
Psicóloga clínica
                                                            

Relacionados

  • Las terapias de pareja a partir de los 50

    Las terapias de pareja a partir de los 50

    La rutina puede provocar el fin de una relación duradera. Para evitarlo, la terapia de pareja es una solución que nos enseñará a recuperar nuestra pareja. Los 50 son el momento perfecto para comenzar.

  • Vivir sin pareja, felizmente solos

    Vivir sin pareja, felizmente solos

    Disfrutar de la vida tal como es ¿no es acaso un privilegio? Estar solo puede ser una circunstancia que facilite conocernos y valorarnos más positivamente a nosotros mismos. Solo hay que vencer el miedo a la soledad.

  • 10 Consejos en las relaciones de pareja tras la jubilación

    10 Consejos en las relaciones de pareja tras la jubilación

    Decálogo sobre la situación en la jubilación de vivir solo o en pareja.

  • Amor, cuando el corazón late de nuevo

    Amor, cuando el corazón late de nuevo

    La necesidad de amor es un sentimiento universal y no pertenece a una franja de edad. Da igual cuál sea nuestra edad en cualquier momento el amor puede volver a nuestras vidas y encontrar un compañero o compañera de viaje.

  • Las bases para estar enamorados toda la vida

    Las bases para estar enamorados toda la vida

    En una sociedad como la actual, en la que se producen miles de divorcios al año hay quienes logran superar los escollos de la convivencia, logrando disfrutar del amor mutuo con la alegría de compartir un destino común.

  • Mantener el amor: el sueño de envejecer juntos

    Mantener el amor: el sueño de envejecer juntos

    La relación entre un hombre y una mujer ejemplifica la idea de que –como en casi todo lo importante de la vida– el esfuerzo y el trabajo del día a día es lo que garantiza el éxito. Sin embargo, parece que la sociedad en general acepta la falsa creencia de que el amor es algo que se mantiene por sí solo cuando es verdadero.

  • Las diferentes formas de amar

    Las diferentes formas de amar

    Existen varias formas de amar. A lo largo de la vida entablamos diferentes tipos de relaciones: vínculos familiares, amistosos, sociales, profesionales, afectivos, amorosos, entre otros muchos. Lo mismo acontece con cada historia de amor, siempre vivida como la única y verdadera.

Comentarios (1)

* *

*

Aida Fernandez
19 febrero 2015 18:34

Ssufri por anos las infidelidades de mi esposo, trate por todos los medios posibles que el se comportara de manera diferente para llevar a cabo una relacion feliz. Fue imposible, al cabo de 23 anos tuve que divorciarme. Creo que es absolutamente imposible reorganizar bien una relacion con los antecedentes de adulterios. Creo en el perdon, pero el olvido de esas situaciones es imposible erradicarlas de nuestras mentes. Tal vez un adulterio pueda pasarse por alto, pero cuando se da con una persona adultera, cederle el paso es la mejor opcion. Creo que me hubiera evitado muchisimas angustias si lo hubiera comprendido de esta manera de un iniicio.

Página: 1 / 1 (1 Elementos)

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso