Plusesmas.com

Afrontar gastos extra tras la jubilación

Afrontar gastos extra tras la jubilación

Los imprevistos son infinitos y además aparecen en los momentos menos oportunos. Nadie está libre de que el coche se averíe, de que los electrodomésticos se rompan o que se haga necesario afrontar los costes económicos derivados de una enfermedad o ayudas a los hijos cuando pasan un momento de necesidad. ¿Cómo afrontarlos cuando el presupuesto está más que ajustado?

Nadie está libre de tener que afrontar gastos inesperados justo en momentos económicamente difíciles, pero es posible estar preparado. ¿Cómo? A través de un fondo de emergencia que nos ayude a evitar cualquier opción mucho más costosa en esos momentos, como pedir un préstamo o vender bienes o inversiones de manera precipitada.

Los expertos aconsejan acumular un fondo de emergencia equivalente a entre tres y seis meses de gastos normales, es decir, lo suficiente para pagar la hipoteca o el alquiler y la cuota de los demás préstamos, comida, luz, seguros, etc. durante ese periodo.

¿Cómo acumular tanto dinero?
Puede hacerse despacio, por ejemplo, apartando 1000 euros para el fondo e ir ahorrando todos los meses una pequeña cantidad para engrosar ese capital para las emergencias.

¿Dónde guardar ese dinero?
Lo fundamental es que el dinero esté fácilmente disponible y quede a salvo, y por tanto, no se debe ingresar en la cuenta corriente porque puede acabar siendo “devorado” por los gastos. Por supuesto, tampoco debajo del colchón, porque no daría ninguna rentabilidad. Así que lo mejor es tenerlo invertido en productos financieros sin riesgos: depósitos a corto plazo o en fondos garantizados que no penalicen la retirada antes del vencimiento.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso