Plusesmas.com

Disfrutar de buena salud no es incompatible con la edad.

La importancia de cuidarse tras la jubilación

La importancia de cuidarse tras la jubilación

La salud es la base del bienestar. Sigue los ocho consejos clave para cuidarte de verdad.

1. Come cuidándote... y disfruta

Busca alimentos que contengan antioxidantes (en frutas y verduras de colores intensos y frutos secos), fotoquímicos (frutas, verduras, cereales y legumbres), fibra (frutas, verduras, avena, legumbres, cereales), calcio (en las verduras de hoja verde y los productos lácteos).

2. Concédete un placer

El chocolate, ese oscuro y dulce objeto de deseo, esconde beneficios insospechados, tanto para la mente como para el cuerpo.

3. Duerme bien para vivir despierto

Es cierto que, a medida que se cumplen años, el organismo va necesitando menos horas de descanso nocturno. Sin embargo, los expertos señalan que esa realidad no justifica los trastornos del sueño. El insomnio puede ser síntoma de diversos trastornos. O, simplemente, puede deberse a malos hábitos.

4. Camina hacia la salud

Es el mejor de los ejercicios. Un paseo de más de media hora, a un paso de entre 5 km/h y 7 km/h, varias veces por semana, reduce a la larga el riesgo de infarto, diabetes, osteoporosis, artritis, hipertensión e incluso depresión. ¡Y nunca es tarde para empezar!

5. Ríete, te conviene

Una carcajada mejora la respiración y la circulación, facilita la digestión, reduce la hipertensión y ayuda a dormir mejor.

6. Deja de fumar

Las ventajas de abandonar el tabaco son innumerables... y se notan pronto. Está demostrado que a los 3 ó 4 días ya se tiene una mayor capacidad para hacer ejercicio físico. A las 2 ó 3 semanas se ha recuperado una buena parte del sentido del gusto y del olfato y al cabo de un mes ya hay una mejoría respiratoria, que se hace mucho más notable después de un año. Cinco años sin fumar reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares al mismo nivel que una persona que nunca fumó. A los 10 ó 15 años las posibilidades de tener cáncer también se equiparan a las de un no fumador.

7. Piensa y recordarás

Olvidarte de algo les normal, pero debes ejercitar tu memoria. Y es que la memoria es como un músculo: se desarrolla con la actividad.

8. Al sol, sin sombras

Sol, playa, bronceado... parece imposible decir no. Pero todo depende. Sol sí, pero con precaución. Evita riesgos y aplícate los protectores que más le convengan a tu tipo de piel.

Relacionados

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso