Plusesmas.com

PARA LOS QUE NO QUIEREN RIESGOS

PIAS, otra forma de preparar la jubilación

PIAS, otra forma de preparar la jubilación

Acaban de nacer y ya se configuran como una fórmula con futuro para complementar la jubilación. Los planes individuales de ahorro sistemático (PIAS) están indicados para los que no quieren correr riesgos, pero que buscan incentivos fiscales cuando comiencen a cobrar su renta.

Los planes individuales de ahorro sistemático, popularmente conocidos como PIAS, arrancaron con fuerza el pasado mes de enero de 2007 en el mercado asegurador.

¿Pero qué es un PIAS?

Es un último instrumento de ahorro a largo plazo, creado en la última reforma del IRPF y que surge de la preocupación por complementar los sistemas públicos de previsión social, en peligro por el progresivo envejecimiento de la población.

Tienen carácter asegurador y, por tanto, hay que contratarlos con entidades aseguradoras. Su finalidad es ir acumulando un capital a lo largo de un mínimo de diez años, para, posteriormente, recibir una renta vitalicia que mejore la pensión pública de jubilación. Su fuerte es la fiscalidad: las ganancias no tributan y la renta vitalicia goza de unas importantes exenciones, que alcanzan el 92% de lo percibido a partir de los 69 años.

Su funcionamiento es similar al de los antiguos seguros de jubilación: el titular va realizado aportaciones periódicas (mensual, trimestral, semestralmente...) que se remuneran de acuerdo con un tipo de interés mínimo por la compañía aseguradora, y que puede oscilar entre el 3% y el 5% anual

Aportación máxima

El límite máximo anual que se puede aportar a estos planes es de 8.000 euros (66,6 euros al mes), y, en cualquier caso, las primas acumuladas a lo largo de los años no pueden superar los 240.000 euros por contribuyente.

Los planes individuales de ahorro sistemático son perfectamente compatibles con otras inversiones de cara a la jubilación, como pueden ser los planes de pensiones, por lo que se puede invertir paralelamente en ambos.

En contra de lo que ocurre con los planes de pensiones, las aportaciones a los PIAS no reducen la base imponible en el impuesto sobre la renta. A cambio, siempre y cuando hayan pasado 10 años desde la primera aportación y siempre y cuando el particular cobre de forma periódica la renta vitalicia, todos los rendimientos que se obtengan durante el periodo de acumulación/ahorro estarán exentos de tributación y la pensión vitalicia goza de reducciones fiscales en función de la edad del cliente en el momento de cobrar la pensión. Así, si en el momento de percibir la renta el asegurado tiene entre 50 y 59 años, solo el 28% de la cantidad a percibir estará sujeta a tributación, y si la edad es de 65-69 años, solo tributará el 20%. A partir de los 69, el 92% estará libre de tributación.

Ejemplo de ahorro

La ventaja de los planes individuales de ahorro sistemático se aprecia sobre todo cuando se compara la fiscalidad de salida con los planes de pensiones. Por ejemplo, una persona de 65 años, que perciba una renta de 1.000 euros procedente de un producto de ahorro a plazo tradicional, tendrá una retención del 18 por ciento, con lo que su renta neta será de 820 euros. La misma renta de 1.000 euros obtenidos a través de un PIAS, sólo tendría una retención del 18% sobre el 20 por ciento de la renta, es decir sobre 200 euros. La renta neta en este caso sería de 964 euros.

Otra de las ventajas de este producto frente a los planes de pensiones es la posibilidad de recuperar el dinero depositado cuando se desee. En este caso, y siempre que no hayan transcurrido diez años desde su contratación, el titular perderá la ventaja fiscal del producto. Además, en caso de fallecimiento del asegurado durante el periodo de acumulación, los ahorros no se pierden. El beneficiario del plan, designado por el titular del PIAS, recibirá el dinero ahorrado, más los intereses generados y un capital adicional.

Para los que ahorran mucho o poco
Contratar un plan de ahorro sistemático puede interesar a casi todos. Para mayores de 50 años, con ahorro de más y que cuentan con un plan de pensiones de los que ya obtienen sus ventajas tributarias en el momento de las aportaciones, el PIAS les aportará la ventaja después, una vez que empiece a cobrar la renta. Pero también a aquellos que tienen poca capacidad de ahorro. Las cantidades mensuales destinadas a preparar la pensión a través de un plan individual de ahorro sistemático pueden ser muy bajas.

Dónde contratar

Las cajas de ahorros, a través de sus compañías aseguradoras, han sido las primeras en lanzar al mercado este novedoso producto. La Caixa, a través de VidaCaixa; Ibercaja Vida, Caixa Sabadell y Bancaja son algunas de las compañías que ofrecen estos planes de ahorro.

Relacionados

  • Las pensiones también pagan impuestos

    Las pensiones también pagan impuestos

    Las pensiones de jubilación son consideradas rendimiento de trabajo y, por tanto, están sujetas a impuestos. El porcentaje destinado a tal fin dependerá de la cuantía de la propia pensión y de las situaciones familiares del pensionista.

  • La vivienda, convertida en pensión

    La vivienda, convertida en pensión

    La vivienda propia puede convertirse en una pensión. Hoy existen fórmulas para transformar el ladrillo en dinero y, en algunos casos, sin necesidad de salir de casa y sin perder su propiedad.

  • Las pensiones; ¿en peligro?

    Las pensiones; ¿en peligro?

    Dice el ministro de Trabajo que las pensiones están garantizadas hasta 2029, pero el Banco de España advierte de la necesidad de reformar el sistema.

  • Cuantías mínimas y máximas de las pensiones de jubilación

    Cuantías mínimas y máximas de las pensiones de jubilación

    Dentro del amplio abanico de pensiones, existen unos mínimos y máximos de referencia. También para el caso de las pensiones de jubilación. Dicha cifra se establece en función de las circunstancias familiares del pensionista y otros factores. Te detallamos los importes durante el año 2015.

  • ¿Qué es el Fondo de Reserva de la Seguridad Social?

    ¿Qué es el Fondo de Reserva de la Seguridad Social?

    ¿Qué pasa si no hay dinero suficiente para el pago de las pensiones? La Seguridad Social cuenta con un Fondo de Reserva destinado a atender las necesidades futuras en materia de prestaciones contributivas.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso