Plusesmas.com

Viajar

Cruceros: embarcados en una experiencia diferente

Cruceros: embarcados en una experiencia diferente

En los últimos tiempos, las vacaciones en el mar están seduciendo a un creciente número de viajeros españoles. Se calcula que en 2011 unos 900 000 españoles habrán hecho un crucero y la cifra sigue aumentando a un ritmo de un 10% o 12% anual.

Las ventajas de un crucero son bastante evidentes. Una travesía en barco es el más cómodo y despreocupado medio de conocer otros países, otras formas de vivir. El hecho de recorrer grandes y pequeños mares o surcar ríos admirando ricas culturas que se fueron originando al calor de sus orillas es una experiencia tan atractiva como inolvidable. A bordo todo son facilidades. Se trata de unas verdaderas vacaciones a su aire, deleitándose con el paisaje o la contemplación del mar, charlando con los amigos y descansando. No hay que angustiarse para encontrar mesa en un restaurante, ni buscar transporte para ir más rápido o llegar a tiempo, y no hay que estar pendiente de la seguridad.

Ventajas

En un crucero hay que olvidarse de hacer maletas después de cada etapa. Los camarotes y el propio barco ofrecen todas las comodidades posibles y numerosas propuestas para disfrutar del tiempo libre practicando deportes, realizando actividades, aprendiendo cosas o compartiendo experiencias. Un crucero da todo hecho. Hay excursiones organizadas desde el propio barco para conocer los distintos lugares en que se hace escala; se ofrece gran variedad de opciones gastronómicas, desde el bufé de desayuno a la cena a la carta, pasando por el servicio en el propio camarote. Por la noche se ofrecen espectáculos como en los mejores teatros de Broadway o Las Vegas. También hay salas de juego y biblioteca, espacios para niños y zonas de spa y belleza…

Pero lo mejor de un crucero es la capacidad de elegir lo que más apetece en cada momento. Es verdad que las tentaciones y actividades son muchas, pero siempre queda la posibilidad de tumbarse al sol con un buen libro en las manos y olvidarse del mundo. La mayoría de los barcos de cruceros están perfectamente pensados y acondicionados para que viajen personas mayores: hay servicio médico permanente, hospital y farmacia, se hacen menús especiales, están habilitados para sillas de ruedas y todos tienen atracciones y actividades para los de más edad.

Aunque cualquier crucero es apto para todas las edades, estas son algunas de las propuestas más atractivas para los mayores de 50 años.

El curcero más clásico

La mayor parte de los cruceros para españoles se hacen por el Mediterráneo, tanto el occidental como el oriental. Iberocruceros en agencias de viaje y www.iberocruceros.com ofrece rutas de siete días con salidas hasta finales de noviembre, desde Barcelona, Valencia, Málaga y Palma de Mallorca, pudiendo elegir el recorrido más apetecibles, con las costas de Francia e Italia y la belleza de Córcega, Cerdeña, Sicilia y Malta como protagonistas. En algunos de estos itinerarios se hacen escalas muy próximas a ciudades como Montecarlo, Florencia, Pisa, Roma o Nápoles. Los precios son a partir de 399 euros por persona. En el Mediterráneo oriental se encuentran los encantos del Adriático y el Egeo, del Mármara y el estrecho del Bósforo con escalas en ciudades tan bellas como Venecia, Dubrovnik, Atenas y Estambul, además de las enigmáticas y encantadoras islas griegas. Precios desde 765 euros, con avión gratis y salidas hasta final de octubre.

En el Báltico

Otra opción para los meses entre mayo y septiembre es navegar por el norte de Europa, con salida de Copenhague y final de viaje en Helsinki o viceversa. Las escalas de este recorrido son espectaculares y permiten descubrir las joyas de seis países: Copenhague, Warnemunde (Berlín), Tallin, San Petersburgo, Helsinki y Estocolmo. Los precios de estos cruceros de Norwegian Cruise Line (www.es.ncl.eu) son a partir de 979 euros. También con salida y regreso a Copenhague es el itinerario hacia los fiordos noruegos, que permite saborear con tiempo la zona entre el sur de Noruega y Suecia y el norte de Dinamarca; las escalas son en Copenhague, Oslo, Geiranger, Hellesylt, Olden, Flam, Stavanger, recorriendo el famoso fiordo de Lysefjord y su peculiar risco conocido como El Púlpito, de 600 metros de altura sobre el nivel del mar, que parece esculpido en la piedra en forma de plataforma sobre el fiordo, sobre una base de paredes totalmente verticales. Los precios de Viajes El Corte Inglés (www.viajeselcorteingles.com) son a partir de 865 euros, incluyendo vuelos.

Pilotar tu propio barco

Esta es una atractiva forma de viajar, ideal para un grupo de amigos o familia, penetrando en el país por lugares recónditos, para descubrir lo más genuino de cada región. Una tranquila aventura fluvial a través de los hermosos paisajes de Francia con la libertad de parar en cualquier momento. También se tiene la posibilidad de alquilar bicicletas, indispensables para descubrir el lugar de amarre, visitar poblaciones y curiosidades del entorno, o simplemente para ir a hacer alguna compra. Los barcos, de distintos tamaños, tienen varios camarotes y están equipados con cocina completa, salón comedor y todo lo necesario para hacer la vida a bordo. Se aprende a pilotarlos en unos minutos y la única leve dificultad es pasar las esclusas. Operan de distinta zonas de Francia hasta principios de noviembre y el precio es a partir de 876 euros por barco y semana. Los organiza Politours (www.politours.es y agencias de viajes).

Siguiendo el Danubio

Un crucero fluvial tiene ventajas respecto a los cruceros en el mar: visitas a pie, ya que los muelles están en el corazón de las ciudades, atmósfera más familiar lo que permite mejor comunicación y convivencia con el resto del pasaje, la práctica imposibilidad de marearse dada la estabilidad de cauces fluviales regulados por esclusas, etc. Eso sí, los barcos son mucho más pequeños y no tienen las comodidades y equipamientos de los grandes barcos en el mar.

Danubio imperial. La propuesta de Luxotour (en agencias, tel.: 952 386 777 y www.luxotour.es) para recorrer lo mejor del Danubio es muy atractiva. Durante 8 días se navega por este río cruzando numerosos países de la Europa Central. En la travesía se puede admirar ciudades centenarias, castillos medievales, iglesias barrocas y hermosos palacios, así como las capitales del Imperio austrohúngaro, Viena y Budapest, además de Esztergom, Bratislava, Dürnstein, Melk y Linz.
Como en todos los cruceros, en el precio están incluidas todas las comidas y actividades a bordo. A partir de 1112 euros.

Dos continentes: 17 días, 900 euros
Sí, parece una broma, por muy baratos que estén los cruceros ahora. Pero este tipo de cruceros aún lo son más. Cuando termina la temporada de cruceros en Europa, hacia octubre o noviembre, los barcos se trasladan a aguas más templadas, generalmente al Caribe o América del Sur. Son cruceros largos, de 15 a 17 días, con al menos 6 de navegación. Para quien le guste el mar y la vida a bordo son perfectos, aunque a veces son algo más movidos que el plácido Mediterráneo, por eso hay que elegir un barco grande. La mayoría de las compañías los ofrecen a bajo precio, pero con una sola fecha de salida. Costa Cruceros (www.costacruceros.es), por ejemplo, traslada su gran barco Costa Victoria el 29 de noviembre desde Málaga a Santos (Brasil), hace escala en Casablanca, Santa Cruz de Tenerife, Cabo Verde y varios lugares de Brasil, dura 17 días y solo cuesta a partir de 904 euros. El vuelo de regreso, lógicamente, es aparte. El buscador de vuelos Skyscanner (www.skyscanner.es) ha encontrado vuelo de regreso a partir de 555 euros.

Enrique Sancho

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso