Plusesmas.com

Aprende a utilizarlo

¿Necesito formación para navegar por internet?

¿Necesito formación para navegar por internet?

Desde luego, es posible vivir sin Internet. Pero ¿por qué privarse de esta soberbia herramienta? Internet nos abre las puertas al mundo, y la jubilación es el momento ideal para ver qué hay detrás.

Si bien necesitas un ordenador, no tienes que ser informático para navegar por internet. En general, basta con que te dejes guiar por alguien con experiencia, un hijo o un amigo, por ejemplo. En realidad, se aprende poco a poco, en función de las necesidades y de las utilizaciones elegidas.

Dicho esto, es posible encontrar programas de iniciación en clubes, asociaciones, ayuntamientos, bibliotecas, centros de la tercera edad... Algunos proveedores de acceso también proponen este servicio (con la idea, por supuesto, de hacer clientes). Las personas que viven en grandes ciudades pueden también acudir a los cibercafés y otros espacios multimedia.

¿Es caro?

Elegir el equipamiento es, tal vez, lo más difícil. Para conectarse, hace falta una línea telefónica, un ordenador y un módem que los comunique (en los modernos ordenadores viene ya incorporado). Respecto al teléfono, hay que tener en cuenta que la línea permanece ocupada mientras se está conectado.

Por tanto, si se prevé que se van a pasar horas en Internet, hay que considerar la posibilidad de invertir en la banda ancha (ADSL) o incluso contratar una segunda línea o conectarse por cable. Conviene pedir consejo a varios proveedores de acceso y comparar precios.

Para un equipamiento aceptable, la inversión puede oscilar entre los 900 y los 1500 euros (aunque los precios no paran de bajar, no se puede demorar indefinida-mente la compra).

Además de la unidad central (con los programas necesarios y un lector de CD-ROM) y de la pantalla, conviene tener una impresora (para poder imprimir en papel los documentos que se desee) y, eventualmente, un escáner (para escanear fotos o dibujos y guardarlos en el ordenador).

Imprescindible comprar siempre en un establecimiento especializado, donde ofrecen asesoramiento y se encargan de la instalación del equipo. En las revistas de microinformática, pueden encontrarse las direcciones de establecimientos de venta por correo, una buena solución también, en especial cuando cuentan con la colaboración de tiendas de enlace cercanas al propio domicilio.

Un último detalle que debe tenerse en cuenta: la ubicación del equipo. Si bien los ordenadores de hoy día ocupan algo menos de espacio, hay que prever un acceso fácil a los enchufes, ya que simplemente una clavija mal ajustada puede provocar una desconexión.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso