Plusesmas.com

Cómo repartir una herencia

Partición de la herencia

Partición de la herencia

Cuando fallece una persona, sus bienes, y si las tiene, sus deudas, pasan a los herederos. Pero hay que hacer una serie de trámites para determinar quienes son. Hasta entonces, ni es posible vender los bienes del fallecido ni sacar dinero de sus cuentas bancarias.

Documentos necesarios para repartir una herencia

Para repartir la herencia es preciso, en primer lugar, obtener una serie de documentos:

1. El certificado de defunción: se consigue en el Registro Civil de la localidad donde se produjo el fallecimiento (aunque sea distinto del domicilio habitual del fallecido). El Registro Civil se suele llevar en los juzgados de cada localidad o en el Ayuntamiento (Juzgado de Paz). Suele agilizar la búsqueda el presentar el Libro de Familia, y conviene pedir tres ejemplares para los distintos trámites.

2. El certificado del Registro de Actos de Última Voluntad: para ver si una persona ha hecho testamento, y si lo ha hecho, para conocer dónde y cuándo hizo el último. Para conseguir este certificado hace falta aportar el certificado de defunción y presentar o mandar al Ministerio de Justicia un impreso que venden en los estancos. También se lo pueden pedir a través del despacho del Notario.
• Si del certificado anterior resulta que existe testamento, hay que pedir una copia auténtica en el despacho del Notario donde se hizo.
• Si no hay testamento, habrá que hacer la declaración de herederos, notarial o judicial.

Al repartir una herencia tener en cuenta

Supuesto normal:

  • Si hay testamento: todos los herederos y legatarios, así como los que tienen derecho a legítima, se les adjudique algo o no en el testamento.
  • Si no hay testamento: todos los que sean herederos según la declaración de herederos. En el reparto de la herencia no actúa el sistema de mayorías, sino el de unanimidad. Si uno de los interesados no está de acuerdo y no quiere firmar la escritura, no es posible formalizar una partición, sino que hay acudir al juez.

Casos especiales:

  • El contador-partidor: El testador puede designar a una persona en el testamento que haga la partición. Esta persona es la encargada, dentro de la parte de la herencia que corresponde a cada heredero, de decir qué bienes se adjudican a cada cual. Su labor es muy útil ya que, si no hay acuerdo entre los herederos, podrá realizar la partición y evitar tener que acudir al juez.

  • Si el fallecido estaba casado en régimen de gananciales, hará además, con el cónyuge viudo, la liquidación de la sociedad conyugal (es decir, determinará qué bienes corresponden al viudo por su mitad en esta sociedad, y cuáles son la herencia del fallecido).

Relacionados

  • ¿Cómo se hace la partición de la herencia?

    ¿Cómo se hace la partición de la herencia?

    Cuando fallece una persona, sus bienes, y si las tiene, sus deudas, pasan a los herederos. Pero hay que hacer una serie de trámites para determinar quienes son. Hasta entonces, ni es posible vender los bienes del fallecido ni sacar dinero de sus cuentas bancarias.

  • Cuánto cuesta heredar

    Cuánto cuesta heredar

    Cuando fallece una persona, sus bienes, y si las tiene, sus deudas, pasan a los herederos. Pero hay que hacer una serie de trámites para determinar quienes son. Hasta entonces, ni es posible vender los bienes del fallecido ni sacar dinero de sus cuentas bancarias.

  • La legítima en el testamento

    La legítima en el testamento

    A la hora de hacer un testamento, hay que saber que no somos libres para dejar nuestros bienes a quienes queramos. Una parte de nuestra herencia debe ir a parar, según los casos, a los descendientes, al cónyuge o a los ascendientes. Es la legítima y debe repartirse entre los herederos forzosos.

  • El testamento: deja todo atado

    El testamento: deja todo atado

    El testamento es el acto por el cual una persona dispone de sus bienes para después de su muerte. Se determina en él, por lo tanto, el destino final de sus bienes y patrimonio. Dentro de ello, sus posibilidades son numerosas.

  • El testamento más frecuente: todo para mi viudo/a

    El testamento más frecuente: todo para mi viudo/a

    Un matrimonio con hijos desea que, en el caso de fallecimiento de uno de ellos, su pareja pueda seguir disfrutando de la casa y del resto de los bienes mientras viva. Es lo que se denomina el testamento "del uno para el otro y, a falta de los dos, para los hijos". Es el modelo más utilizado por los que acuden a otorgar testamento.

  • ¿Qué ocurre si no hay testamento?

    ¿Qué ocurre si no hay testamento?

    Ni se pierde ni se lo queda el Estado. Cuando no se ha hecho testamento, es la ley la que designa a los beneficiarios de la herencia, siguiendo un orden de parentesco.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso