Plusesmas.com

Biografía de Horacio Quiroga

Horacio Quiroga

FICHA PERSONAL

Nombre: Horacio Quiroga
Nace: 31 de diciembre de 1878
En: Salto (Uruguay)
Muere: 19 de febrero de 1937
Ocupación: Escritor
Categoría: Escritores

Horacio Quiroga fue el segundo hijo de Pastora Forteza y Prudencio Quiroga, vicecónsul argentino en Salto. Al cabo de unos meses, el padre de Horacio murió en un accidente con una escopeta.

Horacio Quiroga estudió en Montevideo, la capital del país. Desde muy joven mostró interés por la literatura, pero también por la técnica y la mecánica, así como por el ciclismo. Así, reparaba máquinas y herramientas en un taller y al mismo tiempo escribía poesía.

En las fiestas de carnaval de 1898 conoció a María Esther Jurkovski, que sería su primer amor y le inspiraría dos obras, Las sacrificadas y Una estación de amor.

En 1897 fundó una revista, pero tras presenciar el suicidio de su padrastro, decidió marcharse a París. Cuatro meses después volvió, tras pasar vicisitudes que contó en su Diario de viaje a París (1900).
Los hechos trágicos no cesaban de sucederse en la vida de Horacio Quiroga . En 1901, unas fiebres tifoideas se llevaron a dos hermanos de Horacio. Unos meses después, al limpiar un arma con la que un amigo suyo debía batirse en duelo, se le disparó y mató a su querido compañero. Horacio Quiroga disuelve un grupo literario que había fundado y se marcha a la Argentina. En Buenos Aires se instaló en casa de su hermana María.

En 1903, siendo profesor de lengua española en el Colegio Británico de Buenos Aires, acompañó en calidad de fotógrafo a Leopoldo Lugones a una expedición a Misiones. A la vuelta, se dedicó a escribir con todas sus fuerzas, y en 1904 publicó El crimen de otro, una colección de relatos con fuerte influencia de Edgar Allan Poe. A partir de entonces no dejaría de escribir.

Enamorado de una de sus alumnas, consiguió el permiso de los padres de esta para casarse y todos se fueron a vivir a la selva, por deseo de Horacio. En la selva su mujer Ana María dio a luz a sus dos hijos, Eglé y Darío.

Pero Ana María se suicidó, y Horacio Quiroga decidió volver a Buenos Aires. En 1917 publicó Cuentos de amor de locura y de muerte, que le consolidaron como un maestro del relato breve. Al año siguiente apareció Cuentos de la selva, dedicado a sus hijos, que vivían con él pobremente en un sótano.

En 1927 se casó con María Elena Bravo, compañera de escuela de su hija Eglé y que todavía no tenía los 20 años cuando se casó con Horacio, que entonces tenía 49. En 1928 tuvieron una hija, María Elena, y en 1932 se trasladaron a Misiones, en la querida selva de Horacio Quiroga. Pasado un tiempo, cansadas de las continuas discusiones y de la vida en la selva, su mujer y su hija se marcharon a Buenos Aires.

Al cabo de los meses se agravó el cáncer de próstata que se había revelado hacía un tiempo y Quiroga decidió anticiparse al final y beber un vaso de cianuro.


Dijo: "(...) Culpar a los otros, que es patrimonio específico de los corazones inferiores".

Culpar a los otros, que es patrimonio específico de los corazones inferiores

Horacio Quiroga
Ver todas las frases de Horacio Quiroga
Ver otras biografías de Escritores
Ver otras biografías

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Balneario de Archerna SORTEAMOS UNA ESTANCIA DE DOS NOCHES PARA DOS PERSONAS CON DESAYUNO Y SPA EN EL BALNEARIO DE ARCHENA

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso