Plusesmas.com

El Rescate

El que la ligaba se echaba a suertes y tenía que contar hasta cien para que así a los demás les diera tiempo a esconderse. Según iba encontrando a sus compañeros escondidos tenía que decir cogido/a y llevarlos a un lugar. El que la ligaba, según iba buscando a los demás escondidos lo tendría que hacer con cuidado, ya que alguien podría salir de su escondite y correr al lugar donde estaban sus compañeros y gritar: ¡salvado! De esta manera, salvaba a sus compañeros que tendrían que volver a esconderse.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Balneario de Archerna SORTEAMOS UNA ESTANCIA DE DOS NOCHES PARA DOS PERSONAS CON DESAYUNO Y SPA EN EL BALNEARIO DE ARCHENA

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso