Plusesmas.com

Colegio

Entre pupitres, plumieres y tiralíneas

martes, 29 de abril de 2014

Entre pupitres, plumieres y tiralíneas

Hay cosas que me recuerdan al colegio, el olor a pino por ejemplo, me recuerda a mi plumier de dos pisos, aunque rara vez lo llevábamos lleno. No teníamos estuches de cremallera como ahora, todo estaba hecho a mano y cuidábamos las cosas como si fueran oro porque no había dinero para más.

Los pupitres también eran de madera y escribíamos con pluma (había que cargar la tinta) ¡ay de aquel que manchase el tablero o el cuaderno! Limpieza ante todo. Para eso también teníamos el papel secante, un papel que absorbía la tinta recién escrita y evitaba los borrones y las manchas. Aún recuerdo con horror el “momento tiralíneas”, ponías la regla y al quitarla ¡toma manchón! si era pequeño aún se podía rascar con una pequeña cuchillita pero si era grande había que volver a empezar, no había vuelta atrás. Si tenías mal pulso estabas perdido.

La mochila no existía, todos llevábamos una cartera de piel a la escuela y nadie decía nada de la espalda porque sólo teníamos un libro, la Enciclopedia Álvarez, y porque había otras cosas más importantes.
Entre pupitres, plumieres y tiralíneas
Entre pupitres, plumieres y tiralíneas
Entre pupitres, plumieres y tiralíneas
Entre pupitres, plumieres y tiralíneas

[José Molina]

Categorías

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso