Plusesmas.com

Costumbres

Las doce en punto y ¡sereno!

lunes, 21 de abril de 2014

Las doce en punto y ¡sereno!

“Sereno! Sereno!” gritabas al llegar a tu casa más tarde de las 22:00 y venía un caballero, inconfundible con su abrigo largo, su gorra y muchas llaves enormes colgadas, entre las cuales estaban las de tu portal. Las noches del sereno empezaban a las 22.00 y acababan a las 8.00 de la mañana del día siguiente. Hiciera frío o calor, lloviese o nevase.

Eran conocedores de todas las calles de alrededor y sobre todo de la gente del barrio. Abrían los portales de cada una de las casas, encendían las farolas, daban la hora y el parte del tiempo, ayudaban a subir la compra, y armados con una porra o chuzo eran un indispensable en las noches de la ciudad. Su fuente de ingresos eran las propinas de los ciudadanos pero con la llegada de los porteros automáticos se acabó lo que se daba y se borró el sereno de la historia. Sin embargo, como todo lo bueno vuelve, algunas marcas llevadas por la nostalgia quisieron recuperar al sereno por unos días, eso sí adaptado a las nuevas tecnologías, con ipad y teléfono móvil incorporado, para poder dar información actualizada al minuto.

¿Quién sabe si el renovado sereno pueda convertirse de nuevo en un habitual de cada barrio?

sereno 2
sereno
sereno 3

[José Molina]

Categorías

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso