Plusesmas.com

Costumbres

Misa en latín

miércoles, 9 de julio de 2014

Misa en latín

Debo reconocer que lo de la misa en latín no me gustaba demasiado. Bueno, la verdad sea dicha, no me enteraba de casi nada. De hay quizá la expresión popular de “no enterarse de la misa la media”, que viene que ni pintada. En realidad, la mayoría de la gente no estaba muy ducha en latín, así que es de suponer que no pillaban una y, como en mi caso, a veces había que hacer playback para que no se notara que no me sabía el texto.

Eso sí, hay que ver el juego que le daba a los gamberros del colegio que iban los domingos a misa de 12. Y no fallaba: cada que el sacerdote decía lo de “oremus”, el grupo de chavales que siempre se colocaba al fondo de la iglesia siempre contestaba: “ya te cogeremus”. Claro que, como rimaba, nadie se daba cuenta, salvo ellos y el resto de chavales que estábamos cerca, que no podíamos evitar partirnos de risa. ¡Desde luego, vaya seriedad!

Bueno, y el colmo de aquellas mañanas de domingo era cuando se cantaba a coro: “venite adoremos”. Y es que todo parecía perfectamente ensayado; o sea, cada vez que la estrofa terminaba en “venite”, los guasones de turno rubricaban: “Manuel Benitez el Cordobés”, que entonces era el torero de moda.

Menos mal que el Concilio Vaticano II, que se clausuró en 1965, decidió que se tradujera la misa al idioma de cada país, para que todo el mundo se enterara de lo que decía. El problema es que a los gamberros del colegio se les acabó el chocho, aunque también es verdad que, para cuando la misa se ofició en español, ya estaban algo creciditos para continuar con sus “bromas dominicales”.

[José Molina]

Categorías

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso