Plusesmas.com

Costumbres

Ropopompom, ropopompom…

lunes, 8 de diciembre de 2014

Ropopompom, ropopompom…

Ahora que se acerca la Navidad, conviene empezar a ensayar villancicos, para que las fiestas no nos pillen con la mente en blanco. Y, para abrir fuego, se recomienda encarecidamente repasar con detenimiento “La canción del tamborilero”, o sea, aquel popular tema checo que, en 1965, hizo tan famoso Raphael, entonces nuestro cantante “franquicia”, como se diría en la NBA. De hecho, desde entonces, no había Navidad en la que en los hogares españoles no se entonaran esas emocionantes y sentidas estrofas que decían:

“El camino que lleva a Belén
viaja hasta el valle que la nieve cubrió
los pastorcillos quieren ver a su rey
le traen regalos en su humilde zurrón
ropopompom, ropopompom

Ha nacido en el portal de Belén
el niño Dios
ropopompom, ropopompom, ropopompom…”

El villancico, por cierto, se situó en 1966 en el número 1 en la lista de ventas de singles y, durante años, siguió vendiendo millones de copias, lo que da buena fe del extraordinario éxito que tuvo. Por increíble que parezca, la canción superó en “versiones caseras” a “Noche de paz”, “Navidades blancas”… y hasta “Campana sobre campana”, “Los peces en el río”, “Arre borriquito” y “Los campanilleros”, que forman parte imborrable de la historia navideña de este nuestro país llamado España.

[José Molina]

Categorías

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso