Plusesmas.com

Los tesoros

¡Malditos sofás de eskay o 'skay'!

jueves, 6 de noviembre de 2014

¡Malditos sofás de eskay o 'skay'!

Según la RAE, eskay (del inglés “skay”) es un “material sintético que imita el cuero”. Hasta aquí correcto. Pero lo que ya no dice es que con este material se fabricaban la mayoría de los sofás y sillones de los años 60 y 70, y no sé si los de antes y después, logrando que el acomodo en los mismos fuera de todo menos confortable.

Y es que el eskay tenía la maldita facilidad de que, fuese la época que fuese, sentarse en un sofá o en un sillón fuese una verdadera tortura, salvo que encima se colocara una tela convenientemente ajustada a ellos.

La cuestión básica es que, en verano, el contacto con este material hacía que se sudara como un gorrino y que, acto seguido, uno se quedara pegado a él como si hubiese sido untado con barra de pegamento. En invierno, en cambio, el proceso era todo lo contrario; o sea, que este material era tan frío, que hacía que, cuando alguien se sentaba en un sofá de eskay, inmediatamente iniciara un proceso de congelamiento, que solo se solventaba estando bien arropado en una manta, o procediendo con indolencia a quemar el traicionero sofá, que no entendía de épocas del año.

Pero era lo que había. Los sofás o sillones de eskay era relativamente baratos, comparados con los de piel, y muy fáciles de limpiar, así que, en este sentido, eran más sencillo de conservar que los tapizados con tela, que además parecían ya entonces “poco modernos”.

¡Lástima que a Ikea o a Conforama no se les hubiese ocurrido inaugurar tiendas en España, para hacernos las tardes de sofá un poco más cómodas!

[José Molina]

Categorías

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso