Plusesmas.com

Los tesoros

La tras la pista de Gelu

lunes, 20 de octubre de 2014

La tras la pista de Gelu

Hay personajes del mundo de la música o de la farándula que en su día alcanzaron una gran popularidad, pero a los que de pronto, de la noche a la mañana, les perdimos de vista y nunca más supimos de ellos. Y eso precisamente fue lo que sucedió con María Ángeles Rodríguez Fernández, más conocida o solo conocida como Gelu, una cantante granadina que comenzó su andadura en el mundo de la música a finales de los años 50, con canciones que tuvieron cierto éxito, como “Los gitanos”, “Después de seis tequilas”, “Cuanto más lejos estoy”, “Ciao ciao” y algunas más.

Con un look bastante juvenil, a lo “chica ye ye”, que era lo que más imperaba a comienzos de la década de los 60, Gelu tenía su aquel y resultaba la mar de agradable escucharla, con esa voz aguda y sencilla que emitía aquellos característicos grititos que tanto molaban entonces.

Fue precisamente en esos primeros años 60 cuando más popularidad alcanzó, gracias a temas con los que, de algún modo, quería emular a cantantes italianas de gran éxito entonces, como Rita Pavone o Mina. Canciones como “Siempre es domingo”, “Renato”, “Enamorada”, “El ritmo de la lluvia” “El partido de fútbol” la convirtieron, entre 1962 y 1964, en una de las voces femeninas más importantes de la música española, que ya era decir, y una de las que más discos vendía, lo que era decir aún más.
Además, ya en cuestiones de mesa camilla, también protagonizó jugosos titulares en los ecos de sociedad, cuando se conoció su idilio con el también cantante Tito Mora, otro granadino de pro, al que, como a ella, no tardamos mucho en perder de vista.

Pues, con todo el viento del éxito a favor, y tras casarse con el cantante catalán Santiago Palau, “Santy”, en 1968 decidió pedir la excedencia voluntaria en la música para dedicarse a cuestiones domésticas. Y hasta hoy. Bueno, hasta no se sabe cuándo, porque de Gelu no hemos vuelto a saber nada. Así que solo un pequeño mensaje para ella: ¡Gelu, si estás ahí, leyendo estas breves líneas, decirte que aún te seguimos queriendo, que nos acordamos de ti y que, durante algún tiempo, nos hiciste creer que “siempre es domingo” y que, “después de seis tequilas” y “al ritmo de la lluvia” aún sigo “enamorada” o enamorado!

[José Molina]

Categorías

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso