Plusesmas.com

La seguridad de tu red inalámbrica

La seguridad de tu red inalámbrica

Para configurar la seguridad de tu WLAN, entra en el Menú “Configuración” de tu router. Los routers se autoconfiguran vía internet y con la ayuda de tu navegador. Aunque el reglaje pueda diferir de un router a otro, la mayoría de los fabricantes etiquetan la pestaña de configuración de la seguridad como “Seguridad”. Los pasos a seguir vienen indicados en el manual del router.

Lo primero que tienes que hacer es cambiar los reglajes estándar (la “identidad” estándar de tu router), conocidos por todos los piratas informáticos. El elemento más importante es el ESSID (Extended Service Set ID), lo que equivaldría al nombre de tu WLAN. De manera estándar, es el 101, pero puedes cambiarlo por una cadena de hasta 256 caracteres. Considéralo como una clave. Crea una clave complicada que tenga cifras y letras mezcladas, de manera que sea difícilmente descifrable.

La mejor protección para una red inalámbrica es que encripte (codifique) los datos. La mayoría de los routers tienen distintas formas de protección. Puedes activarlas en el menú de instalación de tu router. El antiguo WEP (wired Equivalent Privacy) ya no puede usarse sin riesgo por lo que muchas personas han elegido abandonar esa codificación. Opta mejor por un WPA (Wifi Protected Access) o, mejor aún, por su sucesor, el WPA2. Las posibilidades ofrecidas por tu equipo determinarán si es posible o no.

En el caso del WPA, cada paquete de datos está provisto de una clave individual. En el caso en el que un pirata informático interceptara la información, debería descifrar cada paquete de datos con la ayuda de una clave única, lo que supondría muchísimo trabajo. El único punto débil de la seguridad WPA sería una contraseña mal elegida. Elige una contraseña asegurándote una buena protección y difícilmente podrá ser descubierta por nadie. Cuanto más larga sea, más seguridad tendrás, aunque puedes tener problemas a la hora de recordarla.

El programa gratuito myWIFIzone (en inglés) puede constituir una posibilidad para proteger eficazmente tu red si no dispones más que encriptación WEP, menos segura. Este programa verifica todo el tráfico en tu red inalámbrica. Cuando se detectan datos de un ordenador “extraño” en tu red, el programa emite una señal de aviso. Serás tú quien decida si el PC que está intentando entrar puede o no conectarse a internet a través de tu red.

¿Por qué proteger mi red?
Las cifras recientes indican que al menos la mitad de las personas que navegan con un router inalámbrico no prestan atención a la seguridad de su red. Aparentemente no tiene por qué ser algo dañino, pero sí puede convertirse en algo peligroso. En efecto, en el caso de que tus límites de transferencia sean fijos, puedes alcanzarlos mucho antes si tus vecinos están transfiriendo archivos a la vez que tú y por tu red, sobre todo si descargan películas, música u otros datos pesados. Y es aún más peligroso si, en lugar de ser tus vecinos quienes “comparten” contigo la red, son piratas informáticos quienes lo hacen. Y se aglutinan en ella como moscas a la miel, ocasionando, ahora sí, gran lentitud en tu conexión. Y peor aún, utilizando tu red inalámbrica, los piratas pueden enviar spam, confirmar pedidos con tu nombre o cualquier otro tipo de delito informático.

Pero eso representa, también, un peligro porque alguien dispuesto a utilizar tu red con fines fraudulentos, no tendrá ningún inconveniente en entrar en tu ordenador, acceder a tus ficheros personales, a tus fotos, etc. También puede infectar tu ordenador con virus, hacer robos de identidad, etc. Además, la usurpación de tu conexión a la red puede tener fines ilegales, como el intercambio ilegal de ficheros (música, películas, pornografía…). Por tanto, no hay ninguna duda de que debes protegerte. En el peor de los casos, la justicia podría identificarte como el autor de los delitos informáticos siguiendo tu rastro a través de tu dirección IP.

Recientemente y por primera vez, una persona ha sido acusada por lo que llamamos “robo de Wifi”, que no es otra cosa que navegar por internet con una conexión no segura que pertenece a otro usuario. Se trata de un joven de 22 años que utilizaba la red inalámbrica de su vecino con la ayuda de su ordenador portátil. Aunque muchas personas lo ignoran, en nuestro país, el uso de la conexión de otra persona sin su permiso es delito.

Leer más artículos sobre Seguridad en Internet
Los riesgos de internet
Internet, seguridad ante todo
Spam: el correo no deseado en tu buzón de e-mail
Cómo evitar el slamming

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso