Plusesmas.com

Protege tu ordenador contra los virus

Protege tu ordenador contra los virus

Un buen software que proteja y desinfecte y unos buenos hábitos mantendrán a tu ordenador lejos de virus y otros archivos perjudiciales. ¡Protégete!

Trabajar en un ordenador que no tenga protección antivirus no es nada razonable. Sobre todo si navegas por internet. Los virus pueden amenazar, infectar tu PC y causarte, rápidamente, grandes daños. Afortunadamente, hay medios sencillos para protegerse.

Los virus informáticos existen desde que existen los ordenadores y, al igual que con cualquier enfermedad, vale más prevenir que curar. Un buen software antivirus detecta los virus antes de que hayan tenido tiempo de infectar tu ordenador.

Si, desafortunadamente, tu ordenador ha sido infectado, el software antivirus entrará en acción, colocando en cuarentena los archivos susceptibles de estar infectados y destruyendo los ya infectados.

¿Qué es un virus informático?
Un virus es un programa informático capaz de infectar a otros programas para que no puedan funcionar de forma correcta.

Un virus se multiplica sin ser visto dentro del ordenador y hace su "nido" de una forma u otra. Dependiendo de la forma en que esté programado, comenzará con la destrucción de forma inmediata o permanecerá un tiempo en estado de latencia para atacar más tarde, por ejemplo en una fecha concreta o cuando se ponga en marcha un programa determinado.

Los virus pueden transmitirse a través de los CD-ROMs y los disquetes, pero la fuente principal de contagio sigue siendo internet. Cuando más expuesto está el equipo a infectarse con virus es con el intercambio de archivos, a través de un e-mail, etc.

Los diferentes tipos de virus
Con el paso de los años, han visto la luz todo tipo de virus. Hagamos un repaso a su historia.

El virus informático debe su nombre a la analogía que tiene con un verdadero virus. En efecto, infecta el ordenador, provoca daños y trata de expandirse por otros equipos.

Con frecuencia, lo que inicia una infección es un envío deliberado del virus. Alguien contamina de forma intencionada un archivo que luego envía (los virus no se desplazan solos) de forma indiscriminada por e-mail. Cuando un fichero contaminado es abierto, el virus comienza su trabajo.

Los daños varían de una leve disfuncionalidad (el ordenador funciona más lento, ventanas que se abren o cierran, comportamiento extraño del PC…) hasta la destrucción completa (archivos perdidos, disco duro borrado…).

• Un virus de sector de arranque (Boot Sector), es un virus que anida en el sector de arranque de un disco duro.
• Un virus de macros es un virus que se esparce a través de las macros. Las macros son una especie de miniprogramas que sirven para ejecutar archivos o para arrancar de una forma automática una serie de datos… Las macros se guardan en documentos específicos. Un virus puede estar cargado en una macro y activarse en un fichero Word, Excel o Access. Después de haber ejecutado ese fichero, el ordenador estará infectado.
• Un archivo virus se esconde en los archivos de programa con extensiones *.exe, *.com, *.dll o *.scr . Cuando el archivo de programa se ejecuta, el virus se desencadena. Para que el programa en cuestión vuelva a funcionar, a menudo es necesario reinstalarlo una vez que se ha eliminado el virus.
• Un virus de BIOS es la forma más grave que puede sucedernos. En la BIOS de un ordenador está listado y configurado todo el hardware del que dispones. Un virus BIOS modifica la lista. Resultado: el sistema no arranca. De pronto, no podrás leer disquetes, tu equipo no reconocerá el lector de CD. No hay mucho que se pueda hacer excepto llamar a un técnico informático que volverá a poner en marcha la BIOS.

¡Los espíritus malvados no descansan! Aparecen virus nuevos de forma constante, algunos dotados de tecnología punta que les permite anular a los antivirus, otros multiformes o que cambian de aspecto continuamente. Pero los creadores de software antivirus tampoco descansan, ¡afortunadamente! Crean actualizaciones de los antivirus sin parar, adaptándose a los nuevos virus que van apareciendo. Por eso es fundamental actualizar los antivirus a diario.

El troyano es un tipo de virus cuya característica es que permite a los hackers (piratas informáticos) acceder a tu ordenador. Anida discretamente en tu PC dejando abierta una puerta que permite al hacker penetrar en él vía internet. El hacker recibe una señal de que estás conectado a internet y se pone a husmear en tu equipo. Puede, por ejemplo, buscar los datos de tu tarjeta de crédito, tus datos bancarios, contraseñas y otras informaciones confidenciales. Un troyano se abre camino hasta tu PC a través de la conexión abierta a internet. Puede ser que no te cause ningún daño pero que se sirva de tu equipo para expandirse a otros ordenadores. Al contrario que un virus, un troyano no necesita ninguna acción del usuario para ponerse en funcionamiento.

Un gusano no se inserta en otros archivos. Se expande él solo (es un programa independiente que se copia de ordenador en ordenador). Cuando suceden ciertas condiciones, el gusano comienza a socavar. Se utiliza un gusano para enviar, en un momento dado, e-mails masivos o atacar un sitio internet preciso para paralizar su sistema.

Un Hoax (o virus falso) es una farsa informática, a menudo extendido por internet. Los Hoax son inofensivos, pero pueden provocar daños indirectos. Si, por ejemplo, te han advertido de un virus y sigues las recomendaciones de hacer ciertas operaciones en tu equipo para ponerlo a salvo, corres el riesgo de tomarte esta amenaza en serio y eliminar de tu disco duro programas importantes o de formatear completamente el ordenador sin que sea necesario. Debemos estar alerta de controlar el origen del mensaje y de consultar las webs de los principales programas antivirus que tienen una lista de Hoax conocidos. En www.hoaxbuster.com encontrarás una estimación de los Hoax que circulan de ordenador en ordenador (está en francés).

Autor: Leen Baekelandt
Traducido: Henar León

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso