Plusesmas.com

Informática, ¿pequeños problemas? ¡soluciones simples!

Informática, ¿pequeños problemas? ¡soluciones simples!

¿Has encontrado un artículo interesante en internet y lo quieres imprimir, pero al hacerlo, el final de todas las líneas aparece siempre cortado? ¿Te equivocas al utilizar un atajo de teclado de Windows… Nada grave en sí, pero estos pequeños problemas pueden volverte loco. Plusesmas.com te ofrece una lista no exhaustiva de pequeñas contrariedades tecnológicas y te propone una solución para cada problema.

El final de línea desaparece cuando imprimes un artículo web
Se trata de un error del diseñador web que ha desarrollado la página que estás consultando. Pero eso no lo puedes solucionar tú, claro. En muchos casos, el asistente de impresión te ofrecerá una solución que, desafortunadamente, cambia según la impresora. Has de saber, de todas formas, que cuando usas las teclas CTRL+P para imprimir, en la mayoría de los casos, aparece una ventana con las propiedades de impresión. Ahí puedes hacer clic en "Propiedades" (quizá también en "Parámetros avanzados") y elegir la orientación de impresión y, en algunos casos, la escala a la cual quieres que se imprima tu documento.

Si tu impresora no ofrece esta posibilidad, puedes ayudarte con FinePrint (www.fineprint.com). Gracias a este programa, envías primero tu documento a través de FinePrint, donde puedes modificar el tamaño de impresión. Desde ahí, se envía una demanda de impresión a tu impresora.

El último recurso si quieres imprimir una parte del texto de una página web que estás visualizando es seleccionar el texto en cuestión de la página web, copiarlo con el atajo de teclado CTRL+C y pegarlo en tu programa de tratamiento de texto (por ejemplo, Word) utilizando el atajo CTRL+V. ¡Imprimir será cosa de niños!

Escribes un texto en Word y la última línea sale en una página nueva
Quizá no sea posible reducir el texto o una frase. En ese caso, puedes pedirle a Word que evite que la última línea esté en una página nueva. Para hacerlo, haz clic en "Archivo", después en "Vista preliminar". En lo alto de la pantalla, un pequeño botón te permite ajustar el tamaño del texto (dos pequeños folios y una flecha). Al hacer clic en ese botón, el texto se ajusta, automáticamente a una página. Word adapta automáticamente el tamaño de la letra.

Al navegar por internet, te gustaría que cada nuevo enlace se abriera en una pestaña nueva
En internet, se te puede olvidar en qué sitio has estado hace cinco minutos, y resulta que es precisamente ese en el que habías leído algo que te resultaba interesante. Si las nuevas páginas que consultes se abren en una ventana o en una pestaña nueva, puedes volver a ellos perfectamente.

Algunos sites se abren por sí mismos en una nueva ventana o, aún mejor, en una nueva pestaña. Para instalar ese sistema, con FireFox, ve a "Herramientas", "Opciones". Haz clic en "Pestañas" y selecciona la opción "las nuevas páginas deben abrirse en una nueva pestaña o una nueva ventana" (selecciona lo que te interese). Los enlaces que se abren normalmente en la misma ventana se abrirán en una nueva pestaña. Otro modo para que los enlaces se abran o bien en una nueva ventana o bien en una nueva pestaña es hacer clic con el botón derecho del ratón sobre el enlace y seleccionar la opción "Abrir en ventana/pestaña nueva". O más fácil aún, haz clic sobre el enlace dejando presionada la tecla CTRL.

Encuentras complicado o latoso retirar tu lápiz de memoria USB a través de "Retirar los periféricos de forma segura".
¡Para eso también existe una solución! Haz clic en "Inicio", "Panel de control" y "Sistema". Elige la pestaña "Hardware" y "Administrador de dispositivos".

Haz clic en el icono "+" de los lectores de discos y haz doble clic en "Lápiz de memoria USB". Elige la segunda pestaña, "Estrategia" y selecciona el botón de selección que corresponde a la opción "Optimizar para una supresión rápida". A partir de ese momento puedes retirar tu lápiz de memoria sin efectuar el (largo) proceso seguro.

Te pone nervios@ que tu ordenador reproduzca pequeños sonidos cuando te conectas, cuando te registras, etc.
Una primera posibilidad consiste en quitar completamente el sonido de tu ordenador. Puedes hacerlo haciendo clic en el pequeño altavoz que sale en la barra de tareas, abajo a la derecha. Haz clic en este icono y selecciona "Silencio". Pero, atención, esta solución es quizá demasiado radical porque no podrás escuchar música o ver películas (excepto si son mudas).


Autor: Leen Baekelandt y Sophie Marlet
Traducción: Henar León

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso