Plusesmas.com

Burmilla

Burmilla

Amistosos y sociables, estos gatos se llevan bien tanto con humanos como con otros gatos.

El Burmilla es una gato de tamaño medio. Su cola es larga y termina en punta redondeada.
La forma de su cabeza es también redondeada, y las orejas son ligeramente largas y terminan en punta. Los ojos se sitúan en posición oblícua, de tonalidades verdes y con una línea inferior notablemente curvada.

El pelaje de estos animales es corto, tupido y sedoso. Aunque en principio es un gato blanco, dependiendo de la extensión del color se disntinguen varios tipos de Burmilla, entre los que destacan el ´Tipped´ (característico por tener la parte de color restringida a la punta del pelo) y el ´Shaded´ (la parte oscura se extiende como máximo hasta la mitad del pelo). Sin embargo, las distintas marcas y colores, que pueden ser blanco o plata con negro, azul, chocolate, lila, rojo, crema y tortuga, abarcan más de 40 capas distintas.

Origen:

El Burmilla surgió en el Reino Unido gracias a un cruce entre un Persa Chinchilla y una Burmesa Lilac. La raza fue reconocida oficialmente en el aaño 1994.

Carácter:

Estos gatos son afectuosos, cálidos y sociables tanto con los humanos como con otros gatos.

Ver otros gatos tamaño mediano
Ver otros gatos pelaje corto
Ver otros gatos de compañía
Ver otros gatos ideal para niños
Ver otros gatos ideal para familias
Ver otros gatos ideal para mayores
Ver otros gatos para vivir en casa
Ver otros gatos para vivir en el campo

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso