Plusesmas.com

Cómo reconocer si un pollo es fresco

Cómo reconocer si un pollo es fresco

Cuando compramos un pollo debemos fijarnos en algunos detalles para asegurarnos de que sea fresco.

Primero comprueba que su piel es lisa, flexible y húmeda, también debes fijarte en que no conserve restos de plumas ni tenga manchas oscuras.

El color del pollo debe ser uniforme, entre amarillo y blanco y desde luego no debe despedir olor desagradable. Si además sus ojos son brillantes, la carne es firme y los muslos musculosos, tendrás la certeza de que el pollo es fresco.

En caso de duda o si prefieres comprarlo congelado, verifica que el envase no contenga escarcha o hielo rosado ya que esto sería signo de que el alimento se ha descongelado y vuelto a congelar.

Consejo avalado por:
Fundación Española del Corazón

Ver más consejos en:
Canal Cocina

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso