Plusesmas.com

Conservar la vitamina C

Conservar la vitamina C

La vitamina C es un nutriente muy valioso para nuestro organismo pero que lamentablemente se destruye fácilmente por el calor, el aire y la luz.

Entre otras cosas la vitamina C funciona como antioxidante, fortalece la función inmune y facilita la cicatrización de las heridas.

Para consumirla, debes comer fruta y verdura fresca como naranja, pomelo, tomate, kiwi o repollo. También son ricas en este nutriente las fresas, el limón, la mandarina y los pimientos. Cuando el alimento requiera cocción es preferible prepararlo al vapor en lugar de hervirlo. Si aún así prefieres hervirlo, no empieces con agua fría y utiliza la menor cantidad posible. Si vas a cocer patata cocínala con piel para que pierda menos vitamina C.

Un detalle curioso es no utilizar utensilios de cobre porque destruyen la vitamina C. Tampoco compres una excesiva cantidad de frutas y verduras que te obliguen a almacenarlas prolongadamente ya que cuanto más tiempo pasa, mayor es su pérdida de vitamina C.

De entre todas, decántate siempre por el género de estación y consúmelas inmediatamente después de su preparación. Por ejemplo, toma el zumo de naranja recién exprimido evitando su exposición al aire y la luz durante mucho tiempo. Si necesitas conservar la fruta hazlo siempre en lugares herméticos y oscuros que te garanticen su aislamiento.

Consejo avalado por:
Fundación Española del Corazón

Ver más consejos en:
Canal Cocina

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso