Plusesmas.com

Chile, entre el fuego y el hielo. un contraste único

Chile es contraste continuo: volcanes, glaciares, desierto, lagos...
El desierto de Atacama fascina por su desolada hermosura, interrumpida por los sorprendentes géiseres
No se pierdan los atardeceres mágicos del Salar de Atacama, un antiguo lago de agua salada, hoy desecado y convertido en una gruesa costra de sal
El sur es un territorio virgen, de geografía fragmentada por una imaginativa naturaleza Es un paisaje casi irreal, austero, pero que rebosa belleza
La Patagonia chilena, el llamado «fin del mundo», adquiere la forma de un enorme rompecabezas de tierras y aguas, de glaciares y de campos de hielo que nadie se ha atrevido a explorar.

Rapa Nui

Las islas son otro de los atractivos de este ecléctico país, como Isla de Pascua (Rapa Nui), Isla Chiloe e Isla Robinson Crusoe.

Rapa Nui, situada en medio del Océano Pacífico sur, es mundialmente conocida por sus colosales esculturas de piedra de hasta seis metros de altura, llamadas «moai» y cuyo origen, aún en nuestros días, es todo un misterio.

Chiloe, cuenta con una exuberante vegetación y un pueblo tremendamente amistoso. La nota cultural es muy curiosa: hay más de 150 iglesias y capillas, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, construidas por misioneros jesuitas durante los siglos XVIII y XIX.

La Isla de Robinson Crusoe, a 680 kilómetros en el Océano Pacífico, es un fascinante paraíso perdido con 600 habitantes. Son espectaculares su flora y su fauna desconocidas en otras latitudes.

Nuestro pasaporte

- Población: 15 116 435 habitantes (2002).

- Superficie: 2 006 096 km2, de los cuales 1 250 000 corresponden al territorio chileno antártico.

- Idioma: español.

- Dialectos: aymara y mapuche.

- Moneda: peso chileno.

- Alfabetización: 96%.

- Capital: Santiago de Chile.

- Diferencia horaria: invierno: -4 horas; verano: -3 horas.

- Estaciones del año: Primavera: septiembre a diciembre. Verano: diciembre a marzo. Otoño: marzo a junio. Invierno: junio a septiembre.

Un país de récords

- El país más largo y angosto del continente: 4 329 km de longitud y un promedio de 177 km
de ancho.

- Atacama, el desierto más árido del planeta.

- El Tatio, el campo de géiseres a mayor altitud del mundo.

- La queñoa (Polyepis andina), el árbol que crece a mayor altitud en el mundo.

- Ojos del Salado, el volcán más alto del mundo con 6 839 m de altitud.

- Museo Arqueológico de San Miguel de Azapa, las momias más antiguas del mundo.

- Calama, la mina de cobre a tajo abierto más grande del mundo; el mayor depósito de litio; la mayor reserva de cobre.

- San Rafael, el glaciar a nivel del mar más ecuatorial del mundo; los cielos más claros del hemisferio sur...

El milagro chileno


Los economistas hablan del milagro chileno. La etiqueta de «made in Chile» es un signo de calidad para los productos sudamericanos. Minerales, pesca, vinos y frutas son la base de una economía que llama a las puertas de Europa y cotiza al alza en todos los países del Pacífico. Una baja inflación y una moneda estable son el reflejo de su salud económica.

Información turística

Oficina de Turismo de Chile en España. C/ Rafael Calvo, 18, 50 D. 28010 Madrid.
Tel. 900 102 060. E-mail: turismochile@telefonica.net
www.visitchile.org

Guía práctica
- Documentación necesaria. Pasaporte y, para estancias superiores a 90 días, visado.
- Cómo llegar. La compañía Lan Chile tiene vuelo entre Madrid y Santiago de Chile todos los días de la semana, excepto domingos y martes. Esta compañía ofrece el paquete «Visite Chile», que permite al viajero elegir entre tres tramos interiores. Viajes Nobel también cuenta con ofertas. Además, ofrece programas organizados de 18 días para dos personas. Incluye visitas a las zonas más interesantes de Chile. El paquete organizado conocido como «Patagonia Chilena y Crucero Australis» es de lo más interesante. Nuba propone un paquete de lujo, de 12 días, recorriendo los puntos más turísticos de la Patagonia en alojamientos de 4 y 5 estrellas y viaje en Crucero Australis.
- Clima. Entre octubre y mayo, es la mejor época para realizar un recorrido norte-sur.
- Requisitos médicos. No es necesario vacunarse, aunque se recomienda hacerlo contra el tifus, la hepatitis y el tétanos. Respecto a los medicamentos, es recomendable llevarlos del propio país.
- Gastronomía. Los asados en forma de parrilladas, el maíz y los suculentos mariscos y pescados son la base de la comida en Chile. Son célebres sus empanadas (de pino, verduras, queso y carne). Otro plato imprescindible es el «pebre», una ensalada picante con tomate y cilantro que suele acompañar las exquisitas carnes. El Pisco Sour es la bebida chilena por excelencia, y dicen que es digestiva. No hay que olvidarse de dejar una propina de un 10%, en los buenos restaurantes.
- Compras. En Patagonia se encuentran increíbles trabajos artesanales de plata, además de cerámica, ponchos, jerséis y mantas de lana de oveja. En el norte, mucha artesanía indígena, cerámica y lapislázuli. Y en Santiago, todo tipo de recuerdos.

- Hoteles
San Pedro de Atacama
- Hotel Explora. Tel. 565 585 1110
- Hotel San Pedro de Atacama. Tel. 565 585 1011
Antofagasta
- Hotel Antofagasta. Tel. 565 522 8811
Santiago de Chile
- Hotel Diego de Almagro. Tel. 562 672 6002
- Hotel Carrera. Tel. 562 698 2011
- Hotel San Francisco Kempinski. Tel. 562 639 3832

Viña del Mar
- Resort Mykonos. Tel. 563 283 6100
- Marina del Rey. Tel. 563 271 0071
- O’Higgins. Tel. 563 288 2016
-Petit Residencia Palace. Tel. 563 266 3134

Restaurantes
Santiago de Chile
- Cocoa. Tel. 562 632 1272
- Confitería Torres. Tel. 562 698 6220
Viña del Mar
- Cap Ducal. Tel. 563 262 6655
- Fornoni. Tel. 563 269 0394
- Mi casa. Tel. 563 268 4156

POR QUÉ NOS GUSTA...
Porque, como dice el título, es un país de grandes contrastes.

Chile, entre el fuego y el hielo. un contraste único

Chile sorprende por sus impresionantes bellezas naturales: desde el fuego de sus volcanes, hasta el hielo de sus glaciares, del árido y luminoso desierto de atacama... a las mágicas soledades de la tierra del fuego, pasando por la bellísima región de los lagos de la mítica patagonia, con sus impresionantes parques naturales. chile es ante todo una mezcla de sentimientos y cultura. un contraste continuo.

Si comenzamos el viaje por el norte chileno, tendremos el privilegio de contemplar uno de los escenarios más impresionantes del mundo. Allí nos aguarda la visita a un desierto muy singular que oculta bajo su aridez grandes riquezas y tesoros arqueológicos precolombinos. Aislado, salvaje y caprichoso. Así es el Atacama, una región en la que apenas saben lo que es la lluvia. El desierto de Atacama fascina por su desolada hermosura, interrumpida por los sorprendentes géiseres de El Tatio (4 320 m de altitud) que expulsan impresionantes chorros de agua hirviendo a más de 10 m de altura, y fumarolas que desprenden columnas de vapor de hasta 20 m de altura. Al fondo, un conjunto de volcanes nevados, como el Parinacota o el Lincancabur, de hasta 6 000 m de altura.

Al pie de estos volcanes, en la extrema aridez del desierto, se encuentran los grandes yacimientos mineros, como los de Arica o Calama.

Las joyas del desierto
El centro turístico de esta región es San Pedro de Atacama, un pueblo rodeado de volcanes, donde la frontera boliviana parece tocarse con la mano. Cuna de la cultura atacameña, los amantes de la arqueología tienen una cita obligada en el Museo de Arqueología Padre Le Paige, que reúne más de 300 000 piezas de interés, o en la Iglesia de San Pedro de Atacama, que destaca por sus construcciones de adobe.

No se pierdan los atardeceres mágicos de un lugar único como Salar de Atacama: 3 000 km2 de un antiguo lago de agua salada, hoy desecado y convertido en una gruesa costra de sal, donde se reflejan espectacularmente los últimos rayos de sol.

Otra posibilidad: la Cordillera de la Sal y el Valle de la Luna, auténtica joya del desierto norteño, una gran planicie de lagos secos, de mil tonos diferentes, que se mezclan con el paisaje de cactus y vicuñas…

Ciudades norteñas
La ciudad más poblada del norte chileno es Antofagasta, con una frenética actividad en torno a su puerto, donde cientos de barcos se encargan de repartir al resto del mundo el esencial recurso natural de la zona: el pescado. Calama, una ciudad única asentada en pleno desierto, despierta el interés del viajero por su mina de cobre a tajo abierto, la más grande del planeta (Chuquicamata).

Como se puede apreciar, el norte de Chile es muy rico, tanto en materias como en recursos naturales, y es que ya en la ancestral cultura chinchorro, el medio principal de subsistencia era la pesca.

Una capital privilegiada
Muy distintas son las cosas más al sur. Es el momento de pararse en la capital, Santiago de Chile, con más de 5 millones de habitantes, y que guarda sus encantos capitalinos en las manzanas centrales, sobre todo en el triángulo delimitado por la avenida Bernardo O’Higgins, conocida por La Alameda, la vía Norte-Sur y el río Mapocho. Santiago es también una ciudad de clima suave y ambiente cortés, en la que resulta agradable pasear por las avenidas anteriormente mencionadas, donde se encuentran algunos de los edificios más significativos de la ciudad, como la Biblioteca Nacional, la Universidad Católica o el mítico Palacio de la Moneda. Desde el núcleo neurálgico, la ciudad se extiende en barriadas residenciales, bajo la mirada permanente de los Andes como telón de fondo.

No se asemeja a una clásica ciudad europea, y tampoco tiene nada que ver con las metrópolis estadounidenses. Santiago se caracteriza por el eclecticismo, ese aire moderno que se funde con la esencia colonial y que tiene su máxima expresión en la Plaza de Armas o en la Casa de la Moneda.
Santiago no es una ciudad monumental, pero sí una pausa agradable para disfrutar de la buena comida, los maravillosos vinos chilenos, y para hacer algunas compras. Esta gran urbe, que disfruta del mar y la montaña, se ha convertido en centro político, económico y cultural del país.

Con sabor a mar
Desde Santiago, merece la pena acercarse a Valparaíso y Viña del Mar, donde se hace más evidente el milagro económico chileno. Valparaíso es una de las ciudades más antiguas de Chile. Con un aire portuario, sus calles ascienden zigzagueantes por los cerros. Unos curiosos funiculares de madera, construidos a finales del siglo XIX, llevarán al visitante hasta los barrios más altos. En uno de los cerros de Valparaíso, se puede visitar «La Sebastiana», una de las casas museo de Pablo Neruda, el gran poeta chileno.

A 10 km de Valparaíso está Viña del Mar, el gran centro vacacional de Chile, con 3,5 km de maravillosas playas bordeadas de barrios residenciales.

Es recomendable reservar un día para visitar estos puntos clave de Chile. Lo más práctico es negociar con un taxista el precio (de 45 a 68 €) para disponer de sus servicios durante todo el día, y así disfrutar sin prisas de una escapada obligada.

Las maravillas del «fin del mundo»
En función del tiempo y el ánimo, se puede seguir hacia el sur. Primero, está la tierra de los grandes viñedos. De los santuarios naturales como la Isla Chiloe. Luego, los imponentes campos de hielo y la carretera austral.

El sur es un territorio virgen, de geografía fragmentada por una imaginativa naturaleza que ha creado islas, fiordos, lagos (como el de Llanquihue), fuentes termales, volcanes (como Osorno o Puyehue) y superficies cubiertas de hielo. Es un paisaje casi irreal, austero, pero que rebosa belleza.
Es la Patagonia chilena: el llamado «fin del mundo». Los pintorescos puertos de la paradisíaca región de los lagos completan el conjunto de bellezas. Aquí, el paisaje adquiere la forma de un enorme rompecabezas de tierras y aguas, de glaciares que llegan hasta el mar, y de campos de hielo, los más extensos del mundo, que nadie se ha atrevido a explorar.

Entre las bellezas naturales de la Patagonia, no se puede dejar de visitar el Parque Nacional Torres del Paine, al que se llega desde Puerto Natales. Sus espectaculares pilares de granito, bajo los que vive una impresionante fauna, y los majestuosos lagos de aguas heladas hacen de Torres del Paine la joya que culmina una naturaleza desbordante, donde se mezclan montañas y llanuras, bosques y tundras, lagos, ríos y glaciares.

Torres del Paine
Este gran Parque Nacional fue creado en 1959, y desde 1978 está declarado por la UNESCO Reserva Mundial de la Biosfera. Tiene una extensión de 242 000 hectáreas y su altitud va desde los 20 m hasta los 3 248 m, por lo que presenta todo tipo de paisajes y la posibilidad de las más variadas excursiones. Podemos observar lagos con icebergs, cascadas y miradores donde contemplar la abundante fauna del parque, compuesta por guanacos, cóndores y otras aves. No existen asentamientos humanos permanentes, excepto refugios rústicos y espacios de acampada, que sirven de apoyo a la gran variedad de alternativas que ofrece este Parque Nacional. Dichas excursiones pueden realizarse a caballo, en bici de montaña o incluso a pie; también se pueden hacer travesías en lancha por los lagos, escalada en las paredes rocosas, y otros muchos deportes al aire libre. Se puede hacer el circuito completo del macizo de las Torres en unos 7 u 8 días, pero no es recomendable en invierno por las nevadas que azotan la zona.

Dentro del Parque, es posible alojarse en Las Torres (tel. 566 141 1572).

País de contrastes
Tras cruzar el estrecho de Magallanes, ante el anticipo de los hielos antárticos, hay que hacer un esfuerzo para recordar que venimos de otros parajes tan áridos como el desierto de Atacama, al otro extremo del país. Y es que así es Chile, una «larga» aventura de fuego y hielo.


Texto y fotos Pedro Madera

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso