Plusesmas.com

'James Castle. Mostrar y almacenar'. Museo nacional centro de arte Reina Sofía, Madrid

Esta actividad expiró el lunes, 5 de septiembre de 2011

DIRECCIÓN:
Museo Reina Sofía
Santa Isabel, 52
28012 Madrid
Tel.: 91 774 10 00
Fax: 91 774 10 56

www.museoreinasofia.es
direccion.mncars@mcu.es

LUGAR:
Edificio Sabatini, Planta 3.

FECHA:
Del 18 de mayo al 5 de septiembre de 2011.

HORARIO:
De lunes a sábado, de 10.00 a 21.00 h.
Domingo, de 10.00 a 14.30 h.

Cerrado:
Los martes.
Enero: 1 y 6.
Mayo: 1.
Septiembre: 9.
Noviembre: 9.
Diciembre: 24, 25 y 31.

PRECIO:
Entrada general (colección + exposiciones temporales):
6 €.

Exposiciones temporales:
3 €.

Reducida.
Se aplica una reducción del 50% sobre el precio general de entrada (entrada general y entrada exposiciones) a:
- Grupos de quince o más miembros, previa solicitud de visita.
- Voluntarios culturales mediante la presentación de la acreditación correspondiente.
- Miembros de Fundaciones de Amigos de otros museos.

Gratuita:
- Menores de 18 años.
- Mayores de 65 años o jubilados.
- Desempleados.
- Estudiantes universitarios.
- Personas con discapacidad y acompañante en caso de que resulte imprescindible para la realización de la visita.
- Sábados, de 14.30 a 21.00 h.
- Domingos.
- Lunes, miércoles, jueves y viernes: de 19.00 a 21.00 h.
- Los días 18 de abril, 18 de mayo, 12 de octubre y 6 de diciembre.

- Consultar tarifas para más descuentos y gratuidad.

TIPO DE PÚBLICO:
Público General.

ACCESIBILIDAD:
La entrada al Museo por el Edificio Sabatini es accesible para sillas de ruedas. Para acceder sin salvar escalones, se debe bordear la plaza de Sánchez Bustillo, dejando el edificio del Museo a la izquierda.
El acceso por el Edificio Nouvel es completamente accesible. Todos los desniveles existentes en las salas de exposición se salvan mediante rampas, lo que permite realizar los recorridos con silla de ruedas.

POR QUÉ NOS GUSTA...
Una exposición que busca abandonar el aparato crítico con el que se (mal)interpreta el arte de los enfermos mentales y mostrar la obra de Castle como una visión fracturada del mundo.

'James Castle. Mostrar y almacenar'. Museo nacional centro de arte Reina Sofía, Madrid

Una panorámica general de este visionario artista a través de una selección de 300 obras.

James Castle (Idaho, 1899-1977), vivió al margen del mundo del arte: su producción artística, concentrada en dibujos con saliva y hollín, construcciones de cartulinas coloreadas adheridas con cuerdas y libros realizados a mano no poseen título, ni fecha, ni indicación que revele cronología alguna. Nunca concedió ninguna entrevista ni realizó comentario alguno que aclarara su obra.

La enorme producción artística de Castle fue conservada gracias a su cuidadosa y obsesiva perseverancia, lo cual no deja de resultar extraño en un artista que nunca demostró especial querencia por el mundo del arte profesional. Su reconocimiento se produjo ya en los noventa de la mano de nociones como arte marginal, las cuales potenciaban lo biográfico por encima de las cualidades propias de su obra. Su personalidad, su sordera y el hecho de que fuera prácticamente analfabeto fueron factores importantes que intervinieron en la atención que generó como artista salvaje-naïve de mediados del siglo XX.


Sin embargo, su obra refleja un especial interés por las posibilidades de la representación visual contemporánea: su tendencia hacia la esquematización y el diseño de sus dibujos, la dimensión siniestra de sus objetos tan cotidianos y foráneos al mismo tiempo, o el interés por representar fragmentos arquitectónicos como si se trataran de proyecciones del organismo humano revelan unas cualidades alternativas al régimen visual de la segunda mitad del siglo XX.

Una de las cualidades más importantes en la obra de Castle era la presentación que él mismo hacía de sus obras en espacios improvisados, como graneros abandonados, donde distribuía las obras con informal organización para la visita de familiares e invitados.


El impulso para mostrar y almacenar en el caso de este artista se convierten eje de esta exposición de igual título, que revela una obsesión que pretende ir más allá de la proyección mítica que un artista como James Castle tuvo.

Imagen: “Sin título”. James Castle. Cortesía de Knoedler & Co. Nueva York.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso