Plusesmas.com

Laponia, naturaleza en estado puro

Pertenece a cuatro países: Finlandia, Suecia, Noruega y Rusia, y se extiende por encima del Círculo Polar Ártico, ocupando un vasto territorio de más de 400 000 km2
La nieve y los renos son una constante en el paisaje
Las noches de verano iluminadas por la luz del sol son únicas, pero los inviernos parecen mágicos. En diciembre y enero, las horas diurnas se tiñen de un tono único de luz azulada
En pleno Círculo Polar Ártico se encuentra Rovaniemi, el hogar de Santa Claus. Cuenta con el único parque de atracciones construido bajo una montaña
La artesanía lapona es expresión viva de sus tradiciones: cuchillos de cuerno de reno, objetos de piel, de huesos de reno, pinturas que narran la vida cotidiana...

Lo mejor de Laponia


Laponia finlandesa

Es el mejor lugar del mundo para el esquí de fondo y para otras actividades de invierno como la moto de nieve o los trineos de perros. También para contemplar el sol de medianoche en verano y la mágica aurora boreal en invierno.


Laponia sueca

Se pueden visitar las impresionantes minas de magnetita de Kiruna. En Jukkasjärvi, también se puede dormir y beber en el bar helado o incluso casarse en la iglesia helada del iglú ¡más grande del mundo!


Laponia noruega

Destacan Karasjok y su completo «Parque Saami».

Para escribir a Papá Noel

96930 Círculo Polar Ártico. Finlandia
www.santaclausoffice.fi

Qué hacer (Viajes Catai)

- Safari en moto de nieve a una granja de renos.Un paseo en moto de nieve para visitar una granja de renos donde podremos conocer la cultura lapona. Pasaremos una prueba para conducir un trineo tirado por renos y conseguir el carné internacional de conductor. Tendremos la posibilidad de participar en una ceremonia lapona de cruce del Círculo Polar Ártico y disfrutar de una taza de café al regreso.
Precio por persona: 131 €. Duración: 3 horas.

- Safari en moto de nieve a una granja de perros haskis. Después de un paseo en moto de nieve llegaremos a una granja de perros haskis. Disfrutaremos de un rápido paseo en trineo. Precio por persona: 126€. Duración: 3 horas.

- Excursión al parque Ranua Artic Wildlife. Visita al zoo más septentrional del mundo. Precio por persona: 131€. Duración: 5 horas.

- Pesca en el Ártico. Con la moto de nieve llegaremos a un lugar donde intentaremos pescar perforando el hielo. Almuerzo alrededor de una hoguera. Precio por persona: 131€. Duración: 4 horas.

(Precios aproximados)

Pasaporte

Fronteras. Es una región situada en el norte de Europa que pertenece a Noruega, Suecia, Finlandia y Rusia.

Paisaje. Hay montañas de altitud media y una rica flora y fauna. La nieve está presente de noviembre a mayo.

Clima. Suave en verano, con temperaturas que alcanzan los 20ºC, y con un maravilloso manto de nieve en invierno, alcanzando los 30ºC bajo cero en los meses más fríos del año.

Habitantes. Los lapones, o saami, son la población indígena del norte de la península escandinava: 25 000 viven en Noruega, 17 000 en Suecia, 4 000 en Finlandia y 2 000 en Rusia. Religión. Animista: para ellos, todo en la naturaleza tiene alma.

Economía. Se dedican a la cría de renos, pesca, caza y artesanía.

Idioma. Hay 9 variantes del idioma saami, que se habla desde Noruega hasta Rusia. Dependiendo del país en el que vivan, los saami hablan también finlandés, noruego, sueco o ruso.

Información turística

Oficina de Turismo sueca. Tel.: 971 79 03 00
Oficina de Turismo finlandesa. Tel.: 91 749 77 45

Guía práctica
- Cuándo ir. El mes de marzo es ideal para descubrir Laponia, dado que hace menos frío (-10ºC), y, aunque el paisaje se mantiene nevado, ya hace sol.
- Cómo llegar. En avión. Las líneas aéreas escandinavas, SAS, y las líneas aéreas finlandesas, FINNAIR, vuelan regularmente a los países nórdicos.
- Para entrar. Pasaporte o DNI.
- Gastronomía. El bufé escandinavo (smörgåsbord) es toda una institución. Consiste en platos fríos y calientes. Los fríos son arenques escabechados con patatas cocidas, algún que otro plato de pescado, salmón ahumado o anchoas y embutidos. Los platos calientes suelen ser carne de venado o reno ahumado, albóndigas de carne (köttbullar) y tortilla. Entre los platos regionales destacan las empanadillas de karelia, rellenas de patata o de arroz, los panes rellenos de pescado, el pan de Ostrobotnia, la cerveza de Tavasia y los asados de reno de Laponia con frutos silvestres de los bosques.
- Compras. Son típicos los jerséis nórdicos, la cristalería, los objetos hechos con abedul y los cuchillos lapones. Las pieles de reno, animal que en muchas poblaciones laponas está criado en granja, son relativamente asequibles.
- Hoteles.
Luosto
- Arctic Luosto Hotel. Luostotunturi Sodankylä 99600. Tel.: 00 358 1 662 440 (desde España).
- Rovaniemi Lapinportti Hotel. Pohjolankatu 19-21 Rovaniemi 96100. Tel.: 00 358 1 622 555.
- Hotel Santa Claus. Korkalonkatu, 29 96200 Rovaniemi. Tel.: 00 358 16 321 321 www.hotelsantaclaus.fi
- Restaurantes
- Rovaniemi Koskikatu,23 96200 Rovaniemi Tel.: 00 358 16 460 6000. www.scandic-hotels.com/sf
- Best Westwern Hotel. Oppipoika Korkalonkatu,33 9200 Rovaniemi. Tel.: 00 358 16 3 388 111. hotel.oppipoika@ramk.fi

POR QUÉ NOS GUSTA...
Por las auroras boreales, por la naturaleza en estado puro, tan diferente a lo que estamos acostumbrados a ver, por el silencio sonoro... Hay miles de razones que nos hacen amar Laponia.

Laponia, naturaleza en estado puro

Este septentrional y amplio territorio invita a realizar un viaje diferente: naturaleza, descubrimiento y aventura. es también el reino de las leyendas. y por supuesto, el país de santa claus. laponia es extraordinariamente bella en invierno.

Laponia no es un Estado, se podría calificar de unidad supranacional, porque estas tierras van más allá de un mero límite geográfico. Pertenece a cuatro países: Finlandia, Suecia, Noruega y Rusia, y se extiende por encima del Círculo Polar Ártico, ocupando un vasto territorio de más de 400 000 km2.

El paisaje de Laponia cambia a medida que avanzamos hacia el noroeste. Al ascender hacia la parte más septentrional de Europa, las tierras boreales van siendo cada vez más montañosas. Sin embargo, hay una constante en el paisaje: la nieve y los renos. Están tan presentes en la vida de este pueblo del gran Norte que, en su lengua, hay una extensa lista de nombres para referirse a la nieve, según su estado, su resplandor, su consistencia… En cuanto a los renos, se los llama de diferente forma dependiendo de la edad, el color, la cornamenta… En muchos momentos de nuestro recorrido, estos animales serán la única compañía que tengamos.

En este entorno natural, puro y silencioso, el pueblo lapón tiene sus raíces y adquiere su fuerza.

La estación mágica
El avión que nos ha traído hasta Rovaniemi desde Helsinki, en Finlandia, ha tardado poco más de una hora. Nada más aterrizar, nos sorprende un entorno diferente. Aunque las noches de verano iluminadas por la luz del sol son únicas, los inviernos parecen mágicos. En diciembre y enero, se disfruta del llamado «tiempo de la luz azul», porque las horas diurnas se tiñen de un tono único de luz azulada, considerado por muchos, la mejor luz en Laponia. Además, es ahora cuando se puede ver a Santa Claus. Y cuando la mitología lapona despierta para alterar la vida cotidiana de estas hospitalarias gentes.

Los saami
Los «saami», como también se llama a los lapones, son gentes tranquilas, que habitan estas gélidas tierras desde hace miles de años. Para ellos, Laponia es, ante todo, una tierra de libertad. Su lema reza así: «Somos los cazadores del siglo XXI, aunque no utilizamos rifles, sino la legislación y el lenguaje».

Aferrados a sus tradiciones, se incorporan poco a poco a la modernidad sin perder su identidad. Hasta principios del siglo XX, era un pueblo nómada completamente dedicado al pastoreo de renos y condicionado por los desplazamientos estacionales de los rebaños en busca de pastos. «¿Sabía usted que un reno no se compra? ¡Se hereda de padres a hijos!», dice orgulloso Nils Gustav, que aún conserva la profesión y la pasión de sus ancestros. «A los 7 años atrapé a lazo mi primer reno para marcarlo, cada miembro de la familia tiene su propia marca, así como cada reno es un testimonio de la historia de una familia».

La artesanía lapona es expresión viva de sus tradiciones: cuchillos de cuerno de reno, una herramienta indispensable para un lapón, objetos de piel, de huesos de reno, pinturas que narran la vida cotidiana de este pueblo... «Cuando se talla un cuchillo, se talla un mensaje en el mango», nos descubre un hombre curtido por el hielo y los años. Y añade: «En la artesanía ponemos el alma».

La Laponia finlandesa
Luosto, al pie de la montaña de Luostotunturi, en un parque natural que se extiende a lo largo de más de 3 800 hectáreas, es el punto de inicio de nuestro viaje, entre lagos helados, bosques y pequeños pueblos con casas de madera. La nieve y el hielo lo cubren todo como una segunda piel durante el crudo invierno. Y las leyendas corren como el viento. Los duendecillos de los bosques, las brujas buenas y los gnomos nos acompañarán durante nuestra estancia.

En busca de Santa Claus
A 100 kilómetros de Luosto se encuentra Rovaniemi, en el mismísimo Círculo Polar Ártico. Es una moderna ciudad de 35 000 habitantes, conocida por ser el hogar de Santa Claus. Estamos en un fascinante lugar que atrae la mayor parte del turismo. A 8 km vive Santa Claus, que recibe todos los años millones de cartas de los niños de todo el mundo pidiendo regalos navideños. El Parque de Atracciones de Santa Claus propone numerosas actividades y es el único del mundo que está construido bajo una montaña.

Pero Rovaniemi no es solamente el paraíso de los niños, sorprendentemente, es el destino de muchas parejas para pasar la «luna de miel» o celebrar su aniversario de boda en plena naturaleza, participando del tipismo lapón.

La fiebre del oro
Otra de las visitas interesantes es Ivalo, una ciudad que merece la pena visitar por haber sido uno de esos poblados que vivieron la fiebre del oro. Laponia ha sido tradicionalmente muy rica en hierro y cobre. El recuerdo de aquella época permanece en el curioso Museo del Oro.

Excursiones
Muy cerca de Ivalo está Saariselka, un enorme parque natural que está muy bien dotado de infraestructuras turísticas. Sin embargo, si no queremos los complejos turísticos al uso, podemos optar por la increíble experiencia de alojarnos en granjas, conviviendo con los lugareños y alejados totalmente de la civilización. También podemos elegir las inconfundibles cabañas finlandesas, construidas completamente en madera de pino, para compartir con una familia lapona su sopa de salmón, o los filetes de reno con yogur y bayas.

Estamos en el corazón de los deportes de invierno, pero el frío invernal no constituye ningún problema para practicar otro tipo de deportes y actividades. Las circunstacias climáticas no impiden pescar en las aguas heladas o montar en moto de nieve y recorrer kilómetros y kilómetros. También podemos realizar algo que luego será inolvidable... Se trata de montar en el tradicional trineo, tirado por renos o haskis, y atravesar los senderos nevados de Laponia.

Para los más atrevidos, el lago Vikajärvi es una superficie perfecta para deslizarnos por sus aguas heladas.

Otra posibilidad es conducir renos y distintos vehículos adaptados a la nieve, para lo que necesitamos un carné especial. El cursillo para obtener la licencia apenas dura dos horas y está impartido por guías locales.

La belleza invernal de estas tierras contrasta con la exuberante naturaleza que se disfruta en Laponia en verano, y que permite practicar deportes variados. Por ejemplo: la desembocadura del río Tornio, que marca la frontera entre Finlandia y Suecia, es un sitio perfecto para practicar el rafting; el texto Green Zone es el lugar ideal para jugar al golf; los parques naturales, el paraíso de los aficionados a pasear en bicicleta de montaña y a la pesca, y discurrir por las rutas establecidas por los alrededores de Ivalo y Rovaniemi para vehículos 4x4 es una de las atracciones más divertidas.


Texto y fotos Pedro Madera.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso