Plusesmas.com

Museo frida kahlo, Ciudad de México

DIRECCIÓN:
Museo Frida Kahlo
Londres, 247
Col. del Carmen
Coyoacán
04000 México, D. F.

Tel.: 55 54 59 99
Fax: 56 58 57 78

www.museofridakahlo.org
museo@museofridakahlo.org

HORARIO:
Martes a domingo: de 10.00 a 17.45 h.

El museo permanecerá cerrado los días:
1 de enero.
21 de marzo.
1 de mayo.
16 de septiembre.
20 de noviembre.
1 de diciembre cada 6 años en cambio de poder.
24 de diciembre, 1/2 día.
25 de diciembre.
31 de diciembre, 1/2 día.


TIPO DE PÚBLICO:
Público general.

PRECIO:
Público general: 55 pesos.
Admisión general con credencial o identificación nacional: 45 pesos.
Estudiantes y maestros: 20 pesos.
Grupos de niños menores de seis años: 5 pesos.
Niños menores de 6 años acompañados de un adulto, personas con capacidades especiales y adultos en plenitud: Entrada gratuita.

El costo del boleto también incluye una entrada (con vigencia de un mes) al Museo Diego Rivera-Anahuacalli.

POR QUÉ NOS GUSTA...
Porque en esta casa se pueden ver algunos de los mejores cuadros de Frida Kahlo y, además, está llena de objetos con historia que fueron tan parte del mundo de Frida que incluso se encuentran dentro de sus telas.

Museo frida kahlo, Ciudad de México

Este museo, también llamado la casa azul, es el lugar donde nació, vivió y murió frida kahlo.

Lo que hace especial a La Casa Azul es que entre estos muros Frida Kahlo construyó su mundo y que en este lugar se respira el espíritu creador que anima su obra. Aquí no sólo se exponen los cuadros de una de las pintoras latinoamericanas más reconocidas, sino que también se descubre la parte cotidiana y casi anónima de una mujer, de una familia, de su matrimonio con Diego Rivera y de los amigos que rodearon a la pareja.

La Casa Azul fue propiedad de la familia Kahlo desde 1904, tres años antes de que naciera la pintora. En un inicio la casa fue blanca, pero cuando Diego Rivera y Frida Kahlo viven en ella la pintan de azul, como homenaje a los vivos colores de la tradición estética mexicana.

En La Casa Azul están los cuadros que hicieron famosa a la artista, pero también están sus muebles, sus vestidos, sus juguetes, sus cosas… su mundo.

La Casa Azul es también un homenaje tanto para artistas del siglo XX –Clausell, Orozco, Tanguy, Velasco- como para el arte popular. Las esculturas en madera de Mardonio Magaña; la sala de los exvotos, una de las colecciones más interesantes al respecto, y los trabajos de cartonería de Carmen Caballero son vivo ejemplo de ello.

Los jardines dan testimonio de la fascinación del matrimonio por el arte prehispánico. Aquí se muestra una mínima parte de la colección que Diego fue adquiriendo a lo largo de 30 años (más de 59 000 piezas) y que se admira en todo su esplendor en el Museo Diego Rivera-Anahuacalli.

La Casa Azul es ante todo eso: una casa, un espacio donde los objetos hablan e invitan a un recorrido íntimo.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso