Plusesmas.com

'Teresa ramón. desiertos y cardenales', la lonja, Zaragoza

Esta actividad expiró el domingo, 2 de enero de 2011

DIRECCIÓN:
Edificio: La Lonja
Nuestra Sra. del Pilar, s/n / C/ Don Jaime I, 47
50001 Zaragoza
Tel.: 976 397239
Fax: 976 397239

FECHA:
Del 20 noviembre de 2010
al 2 de enero de 2011.

HORARIO:
De martes a sábados, de 10.00 a 14.00 y de 17.00 a 21.00 h.
Domingos y festivos, de 10.00 a 14.00 h.
Lunes, cerrado.

Horario de los festivos durante la Navidad.
24 de diciembre: de 10.00 a 14.00 h.
25 de diciembre: cerrado.
31 de diciembre: de 10.00 a 14.00 h.
1 de enero, cerrado.
6 de enero: de 10.00 a 14.00 h.

PRECIO:
Entrada gratuita.

ACCESIBILIDAD:
Este museo resulta accesible con acompañante. Posee entrada adaptada con rampa y barandilla, pero no dispone de baños adaptados.

MÁS INFORMACIÓN:
Ayuntamiento de Zaragoza
Servicio de Cultura
Torreón Fortea
C/ Torrenueva, 25
Tel.: 976 721400
Fax: 976200260

www.zaragoza.es/ciudad/museos
municipales@zaragoza.es

POR QUÉ NOS GUSTA...
Porque las pinturas de esta exposición permiten escuchar la personalísima voz de esta pintora.

'Teresa ramón. desiertos y cardenales', la lonja, Zaragoza

Cuarenta y tres cuadros de la pintora oscense con el desierto y las heridas ("los cardenales") como hilos conductores.

Teresa Ramón Jarné (Lupiñén, Huesca, 1945) lleva cuatro décadas entregada a la pintura, fusionando, de una forma estrictamente personal, lo figurativo y lo abstracto. Si es manifiesto que ha decidido no seguir las modas, finalmente efímeras, eso no supone que en sus obras no se puedan detectar ciertas influencias, complicidades o incluso afinidades inconscientes. Sus imágenes tienen algo de la sutileza de Klee o Miró, pero también la rotundidad aborigen de Wilfredo Lam o la decantación épica de Rufino Tamayo; en sus cuadros encontramos entretejidos el art brut y lo primitivo e incluso aquellos esquematismos que hacen pensar en las pinturas rupestres.


En las 43 piezas pictóricas, algunas de más de tres metros, que componen esta exposición, Teresa Ramón pinta el desierto de Monegros como reflejo de la soledad y de la falta de comunicación, y rostros de mujeres como paradigma de las adversidades y los golpes de la vida (cardenales).

El color es protagonista, los ocres y los azules de la tierra y el agua, además de los rojos, los negros, rosas o verdes, buscando límites redondeados, buscando la figura humana con un gran lirismo de formas. Los pictogramas antropomórficos danzan y se funden con los tonos brillantes de la luz del sol y se muestran junto a signos ibéricos y a la mitología ancestral de las civilizaciones occidentales.


La muestra se completa con un vídeo que lleva por título “Monegros-Nueva York” en el que la pantalla, partida en dos, ofrece simultáneamente imágenes del desierto monegrino y de las populosas calles neoyorkinas, llenas de movimiento. Un ejemplo del interés de la artista por conectar Aragón con el resto del mundo.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso