Plusesmas.com

Vacaciones de invierno... ¿Por qué no en Francia?


VACACIONES DE ESQUÍ TODO INCLUÍDO

Club en los Alpes. A partir de 432 € por persona.


Club d’Arc 1800. A partir de 632 € por persona.

Club en los Pirineos Franceses. A partir de 402 € por persona.


Lago de Ginebra y Mont Blanc. A partir de 599 € por persona.

>>Ver todas las ofertas

POR QUÉ NOS GUSTA...
Escaparse en invierto al Francia, es una manera única de acabar con la idea de pasar los días de frío recogido en casa. Disfrutar del frío, de la nieve, de maravillosos paisajes... se convierte en una opción difícil de resistir.

Vacaciones de invierno... ¿Por qué no en Francia?

El invierno no es sinónimo de aburrimiento y tardes sombrías y tampoco tiene por qué serlo de viajes cortos a destinos conocidos. si te gusta el esquí o cualquier otra actividad en la nieve, si disfrutas con los baños calientes en las vaporosas y sulfurosas aguas de los manantiales termales, si buscas un lugar donde relajarte y huir de las preocupaciones diarias, no lo dudes: descubre las posibilidades que te ofrece francia para disfrutar de unas vacaciones en los meses más fríos del año.

Francia es, sin duda, de los principales destinos europeos para las vacaciones de invierno. Con algunas de las mejores estaciones de esquí del mundo y con una oferta de descanso y bienestar a la medida de los más exigentes, resulta imposible no considerar al país vecino como una acertada elección para una escapada en la temporada invernal.


Y es que Francia combina en invierno un buen número de atractivos dignos de ser descubiertos: los impresionantes paisajes alpinos, los deportes de nieve adaptados a todos los gustos y niveles y la posibilidad de recibir tratamientos reconstituyentes que mejoren de forma efectiva nuestra forma y apariencia física.


Destinos de ensueño

En Francia, tienes mucho donde elegir para pasar unas buenas vacaciones en los meses de frío, pero sea cual sea tu decisión sobre el destino de tu viaje, seguro que aciertas.


Puedes decantarte por los Alpes franceses. La cadena montañosa más importante de Europa central constituye, por tradición y calidad, un verdadero edén para los aficionados a los deportes de invierno. En el corazón de este dominio y a 150 km. De Lyon, se encuentran Los Tres Valles (Les Trois Vallées), que atrae a los turistas por sus impresionantes vistas y paisajes de montaña, pero también por sus magníficas instalaciones hoteleras en las que disfrutar de masajes y baños termales y su vibrante vida nocturna. Un lugar realmente digno de una visita y del que conservarás siempre un recuerdo imborrable.


Formado por los valles de Méribel, Belleville y Courchevel, Los Tres Valles constituyen el área más vasta de esquí del mundo, con más de 600 kilómetros de pistas, lo que le convierte en el mayor dominio esquiable del planeta. Allí encontrarás pistas para todos los gustos y colores. Largas y cortas, fáciles y muy difíciles…, lo que le convierte en el destino perfecto tanto para principiantes como para esquiadores con un nivel medio o experto. Y, por supuesto, para aquellos que deseen disfrutar de otras actividades al aire libre: rutas con trineos de perros o con raquetas de nieve, patinaje sobre hielo, etc.


Otra opción para nuestro viaje pueden ser los verdes, salvajes y ondulados paisajes del Pirineo francés, todo un mundo para disfrutar de la naturaleza y colmarse de vitalidad.


Al atractivo de sus 38 estaciones de esquí habría que sumar la belleza de sus grandes parques naturales y de las rutas turísticas que puedes realizar desde el Atlántico al Mediterráneo a través de tres regiones: Aquitania, Midi-Pyrénées y Languedoc Roussillon, cada una con su encanto, su estilo de vida y su diversidad histórico-cultural. Pueblos pintorescos, restos monumentales y un sin fin de tradiciones para descubrir.


Pero, sin duda, el Pirineo francés resulta también recomendable por su enorme oferta de turismo de bienestar. Las aguas que cada día salen del corazón de esta cordillera montañosa, con una temperatura de 42°, son idóneas para la relajación después de una excursión o de la práctica deportiva.


Con todos estos atractivos, el Pirineo francés se ha convertido hoy en uno de los destinos más elegidos por los amantes de la montaña y para aquellos que desean descansar en lugares confortables situados en parajes idílicos y, a la vez, disfrutar de la naturaleza en su estado más puro.


No solo deporte

Las estaciones de montaña francesas han asimilado desde hace años que las temporadas turísticas de invierno no deben limitarse exclusivamente al esquí. Por ello ofrecen, además, una interesante oferta para la relajación y el bienestar. Desde los espacios termales lúdicos hasta las estructuras dedicadas a la puesta en forma y mejora del estado de salud, el país vecino ofrece a los amantes de la nieve la posibilidad de relajarse y mejorar su forma física tras un día de deporte o excursión.


No hay que olvidar que algunas estaciones como tales como Eaux-Bonnes, Luchon y Aulus-les-Bains, son históricamente conocidas por las virtudes de sus fuentes de aguas termales, con instalaciones para los baños naturales y los tratamientos más completos.


¿Quién puede resistirse a disfrutar de una verdadera delicia invernal?

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso