Plusesmas.com

Chequea tus niveles de colesterol

Chequea tus niveles de colesterol

Lo ideal sería empezar con los análisis a partir de los 20 años. Luego se recomienda volver a realizar las pruebas cada cinco años.

¿Cuándo debo chequear mis niveles de colesterol?
Lo ideal sería empezar con los análisis a partir de los 20 años. Luego se recomienda volver a realizar las pruebas cada cinco años. Si los resultados no son los deseables o existen factores de riesgo adicionales, el médico puede recomendar chequeos más frecuentes.

¿Qué miden los análisis de sangre?
La prueba para determinar el “perfil lipídico” de una persona (que es como se conoce este tipo de prueba) observa los niveles de:
Colesterol total
Colesterol LDL
Colesterol HDL
Triglicéridos (otro tipo de lípidos presentes en la sangre, asociados a riesgo cardiovascular)

¿Cómo debo interpretar los resultados de mis análisis?
Los niveles de colesterol se miden en miligramos de colesterol por decilitro de sangre (mg/dl). Para interpretar los resultados puedes utilizar estas guías:

Colesterol total:
Menos de 200 mg/dl - Deseable
Entre 200-239 mg/dl - En el límite
240 mg/dl o más - Alto

Colesterol LDL (el “malo”):
Menos de 70 mg/dl - Óptimo para personas con riesgo cardiovascular alto
Menos de 100 mg/dl - Óptimo para personas con riesgo cardiovascular
100-129 mg/dl - Casi óptimo
130-159 mg/dl - En el límite
160-189 mg/dl - Alto
190 mg/dl o más - Muy alto

Colesterol HDL (el “bueno”):
Menos de 40 mg/dl - Bajo
40-59 mg/dl - Mejor
60 mg/dl o más - El mejor

Triglicéridos:
Menos de 150 mg/dl - Deseable
150-199 mg/dl - En el límite
200-499 mg/dl - Alto
500 o más - Muy alto

¿Qué puedo hacer para mantener buenas tasas de colesterol?
Las siguientes medidas no son sólo eficaces de modo preventivo. Pueden incluso permitir reducir o prescindir de los fármacos a las personas con Hipercolesterolemia :

Cambios en la dieta:
1. Frutas, verduras, legumbres, harinas integrales son alimentos todos ricos en fibra, vitaminas, minerales y fitoquímicos protectores... Tómalos en vez de dulces, snacks salados, patatas y bollería.
2. Incluye pescados azules y frutos secos en la dieta: contienen grasas beneficiosas para las arterias.
3. Elige aceite de oliva virgen para cocinar (contiene grasas monoinsaturadas, buenas para el corazón y que aumentan los niveles de HDL)
4. Sustituye las carnes grasas, los lacteos enteros y embutidos (repetos de grasas saturadas) por carnes y embutidos magros y lácteos descremados .

Ejercicio regular.Combinado con una dieta sana, un programa de ejercicio que incluya de media a una hora de actividad física diaria (caminar a paso rápido, bailar, nadar, montar en bici...) es altamente eficaz para controlar los niveles de colesterol y reducir el riesgo cardiovascular.

Dejar el tabaco.Al dejar de fumar aumentan los niveles de colesterol “bueno”. Además, a los veinte minutos de apagar el último cigarrillo, la tensión arterial se reduce... Al año, el riesgo de ataque cardiaco respecto del que tenías cuando fumabas se reduce a la mitad.

Perder peso.La pérdida de apenas un 10% del peso corporal reduce el riesgo cardiovascular de forma significativa.
Si, a pesar de esas medidas, no observas mejoría, el médico puede recetarte medicamentos. La elección dependerá de varias cosas: 1) tus factores de riesgo individuales; 2) tu edad; 3) tu estado de salud; 4) los posibles efectos secundarios de cada medicamento. ¡También puedes adelgazar bailando

Entre los fármacos más utilizados están:
Las estatinas. Bloquean una sustancia que el hígado necesita para fabricar colesterol y obligan al organismo a utilizar el colesterol presente en la sangre. Son los más recetados.

Las resinas. El hígado necesita colesterol para producir ácidos biliares. Las resinas obligan al hígado a utilizar el exceso de colesterol para fabricar esos ácidos, lo que reduce los niveles de colesterol en la sangre.

Los inhibidores de la absorción de colesterol. Limitan la absorción del colesterol de la dieta en el intestino.
Las combinaciones de estatinas e inhibidores de absorción de colesterol. Reducen a la vez la absorción de colesterol de la dieta y la producción de colesterol en el hígado.

Terapias alternativas
Estos productos naturales han demostrado capacidad para controlar los niveles de colesterol:
• La cebada
• El extracto de alcachofa.
• Los fitosteroles (presentes en margarinas que se anuncian como cardiosaludables)
• El psyllium
• El salvado de avena
• El sitostanol (presente en productos como benecol, presente en lácteos)

MÁS ARTÍCULOS DE ESTE REPORTAJE
- Colesterol, ¿conoces tus cifras?
- ¿Qué riesgos tengo si mis niveles de colesterol son altos?

Relacionados

  • Colesterol. ¿Conoces tus cifras?

    Colesterol. ¿Conoces tus cifras?

    Antes de lanzarte sobre esos embutidos o esa bollerí­a tan tentadores quizá harí­as bien en pensar en tus tasas de colesterol sanguí­neo. Porque, si bien es cierto que el organismo lo necesita, el hígado produce el suficiente para cubrir todas las necesidades vitales del organismo. Conoce las cifras del colesterol.

  • ¿Qué riesgos tengo si mis niveles de colesterol son altos?

    ¿Qué riesgos tengo si mis niveles de colesterol son altos?

    Con niveles altos de colesterol (en especial, con niveles altos de LDL y bajos de HDL), se acumulan depósitos de grasa en las paredes interiores de las arterias (lo que se conoce como placa arterial), del mismo modo en que se acumula la cal en las tuberías.

  • Cosas nuevas sobre el colesterol

    Cosas nuevas sobre el colesterol

    Cada vez sabemos más cosas acerca del colesterol y, como consecuencia, los tratamientos cambian. Estos 8 puntos pueden animarte a vigilar de cerca a un enemigo con muchas caras.

  • Claves para cuidar nuestro corazón

    Claves para cuidar nuestro corazón

    Es la primera causa de muerte en España: 130 000 personas fallecen al año por enfermedades cardiovasculares. ¿Qué podemos hacer para prevenir los infartos y reconocer sus síntomas?

  • Consulta al endocrino

    Consulta al endocrino

    La alimentación, el peso, la «línea»..., cosas de no poca importancia. Hoy sabemos que una buena alimentación es esencial para la salud, aunque en esta materia no siempre es fácil separar el grano de la paja.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso