Plusesmas.com

Grasas y colesterol

Grasas y colesterol

¿Grasas fuera? ¿Por qué? En contra de lo que la gente cree, una dieta baja en grasa no ayuda a aumentar los niveles de colesterol bueno.

Para mantener el colesterol a raya y asegurarnos del buen estado del corazón y las arterias basta con saber qué grasas son buenas para nuestra salud y cuáles entrañan peligro.

Las mejores grasas para el corazón y las arterias son las monoinsaturadas (presentes en el aceite de oliva, la mantequilla, las nueces, los aguacates...) que aumentan el HDL (colesterol bueno) pero no el LDL (colesterol malo).

Resulta importante evitar las grasas trans (aceites vegetales que se someten a un proceso de hidrogenación para convertirlas en sólidas y más fáciles de manipular por la industria y que se usan especialmente en bollería). Está comprobado que las grasas trans aumentan el peligroso LDL (incluso más que las grasas saturadas) y reducen el beneficioso HDL. Para detectarlas, lee las etiquetas de los envases y desecha los que digan “grasas vegetales hidrogenadas o parcialmente hidrogenadas.

Otra cardiosaludable decisión es aumentar la cantidad de fibra soluble en la dieta (presente en frutas, verduras, legumbres y avena...).Y, como guinda final, una o dos copas de vino al día incrementan significativamente los niveles de HDL. Pero, no hay que pasar de esa cantidad, para evitar efectos nocivos.

Hemos de tener en cuenta que, además de cuidar la salud, una dieta adecuada y el ejercicio físico nos ayudarán a desprendernos de esos kilos de más. Coincidiendo con la etapa menopáusica, el organismo femenino exige menos aportes calóricos, lo que provoca que las mujeres tiendan a engordar aunque coman igual o menos que antes.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso