Plusesmas.com

¿Por qué es más fácil recordar una canción que un texto en prosa?

¿Por qué es más fácil recordar una canción que un texto en prosa?

Somos capaces de canturrear la canción del verano casi sin darnos cuenta y, sin embargo, olvidamos el nombre del medicamento que tomamos a diario, ¿qué pasa en nuestra cabeza?

Cuando éramos niños, nos resultó mucho más fácil <b>aprender la tabla de multiplicar cantándola</b>: esa ayuda auditiva facilitó una mejor fijación de las cifras en nuestra <b>memoria</b>. Cualquiera que haya hecho teatro en algún momento sabe, también, que es más sencillo aprenderse un texto en verso, especialmente si es en alejandrinos, que otro en prosa. El ritmo de la frase y la rima al final de cada línea componen una melodía que nos ayuda a anticipar lo siguiente.

Esto no significa, sin embargo, que porque uno sea capaz de aprenderse un poema de Lorca de memoria vaya a poder <b>memorizar </b>la lista de la compra. No se trata de <b>memorias equivalentes</b>. La <b>memoria</b> de un texto es una<b> memoria lógica</b>; la de una lista, seriada. Para memorizar una lista es mejor recurrir a técnicas de categorización, mientras que con un texto hay que apoyarse en su sentido, las imágenes que sugiere, su ritmo...

Relacionados

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso