Plusesmas.com

10 consejos para evitar las picaduras de los mosquitos

10 consejos para evitar las picaduras de los mosquitos

Aurora Garre, asesora médica de Cinfa, enumera unas sencillas medidas para escapar de la molesta acción de los mosquitos durante el verano, y explica por qué duelen sus picaduras.

En verano aumentan los desplazamientos, las salidas al campo o a la montaña, las jornadas en la playa y la piscina e incluso los viajes a otras latitudes y, por lo tanto, es mayor el contacto de la población con los insectos. En concreto, la presencia de los mosquitos resulta habitual en nuestro país, especialmente en las zonas costeras y algunas zonas montañosas del interior, ya que estos insectos se desarrollan mejor en ambientes húmedos y cálidos. Pese a que en España no existen mosquitos que sean capaces de trasmitir enfermedades crónicas, se trata de un riesgo que debemos prevenir si estamos programando un viaje a países tropicales.

Lla doctora Aurora Garre puntualiza que realmente “son las ‘mosquitas’ o mosquitos hembra las responsables de las molestas picaduras, ya que son ellas las que necesitan de nuestra sangre o, más bien, de las proteínas que ésta contiene, para completar la maduración de sus huevos”. Aunque este tipo de insectos pueden valerse de la sangre de distintos animales, la mayoría de ellos prefieren la de los mamíferos, y en especial la de los humanos, dado que nuestra piel es muy fina y les resulta más sencillo llegar a las venas.

¿Por qué duelen las picaduras?
“Para poder extraer la sangre con mayor facilidad, los mosquitos cuentan en su saliva con un anticoagulante muy potente que introducen en nuestro torrente sanguíneo al picarnos”, explica la asesora médica. “De esta forma, bloquean la acción solidificante de las plaquetas de nuestra sangre, evitando que la herida se cierre y la sangre deje de salir. Sin embargo, nuestro sistema inmunitario reconoce esa sustancia introducida por el insecto como algo ajeno al cuerpo y la ataca, lo que provoca la inflamación de la zona y la picazón”.

Por eso, para evitar el dolor y las molestias de la acción de los mosquitos, existen algunos tratamientos preventivos que tienen como objetivo evitar las picaduras: “Los repelentes de insectos son sustancias que se aplican en las zonas de piel expuesta o en las prendas de vestir para evitar el contacto con el insecto. Debe elegirse un producto que cuente entre sus principios activos con la dietiltoluamida (DEET), considerada el repelente más eficaz por la Organización Mundial de la Salud (OMS)”, afirma la asesora médica de Cinfa. Por otro lado, los tratamientos calmantes están indicados para aliviar el dolor y picor una vez que se ha producido la picadura. “Su principal activo es el amoniaco, que actúa modificando el PH y neutraliza la toxina introducida por el insecto”.

Junto a estas dos familias de productos, la doctora recomienda seguir una serie de sencillos consejos para escapar de las tan habituales picaduras.

Decálogo de consejos para evitar las picaduras:
1. Evitar las áreas donde los insectos tienen sus nidos o adonde acuden: cubos de basura, balsas con agua, comidas y dulces sin tapar y jardines en flor. Así mismo, hay que procurar no molestar a los insectos.

2. No salir, en la medida de lo posible, entre el anochecer y el amanecer, ya que es el momento en el que los mosquitos pican habitualmente.

3. No utilizar colonias que desprendan olores dulces ni jabones con perfumes o aerosoles para el pelo, ya que atraen a los insectos.

4. Mantener una correcta higiene corporal, porque también la sudoración y los olores fuertes, como el de los pies, le invitan a picar.

5. Usar ropa que cubra la piel: manga larga, pantalones largos y calcetines, así como evitar los colores oscuros y brillantes, que atraen a los mosquitos.

6. Sacudir la ropa antes de usarla si la hemos tendido en el exterior.

7. Dejar la luz apagada si tenemos la ventana abierta, ya que los mosquitos acuden a la luz.

8. Emplear mosquiteras para la cama o cuna fijándolas bajo el colchón y asegurándonos de que no estén rotas, porque constituyen una barrera física de alta eficacia contra los insectos que atacan por la noche. También pueden colocarse en ventanas y puertas, y, para mejorar la protección, pueden impregnarse con permetrina o deltametrina. El aire acondicionado también impide su aparición.

9. Al usar los repelentes de mosquitos hay que seguir estrictamente las recomendaciones sobre el modo de aplicación y la frecuencia de empleo.

10. Consultar al farmacéutico para asesorarte acerca del tratamiento más adecuado para ti. Además, si vas a visitar un país en desarrollo, es recomendable acudir a un centro especializado en medicina del viajero o consultar con un médico antes de partir.

Comentarios (1)

* *

*

Paco Piñero
17 junio 2016 13:26

O sea no se puede pasear de noche en verano ni por parques ni playas, ni orillas de ríos, a menos que vayamos cubiertos de pies a cabeza con mangas largas, calcetines, guantes bufanda y algo que te tape la calva. Antes de salir; si es que te atreves, debes lavarte bien pero no te pongas desodorante ni colonias, perfumes, laca o espuma para el pelo, y sobre todo usa un buen repelente de insectos. Yo me pregunto: ¿Vestido de buzo estaría bien protegido?
Si optas por quedarte en casa que sería lo más aconsejable, pon el aire acondicionado. ¿Que no tienes? Pues estás apañao. Tienes que poner mosquiteras en la cama o en puertas y ventanas impregnadas también de repelente. O sea que a un servidor que vive en Sevilla donde en verano las temperaturas mínimas pasan a veces de 27º o 28º grados, me van a seguir picando estos bichos de por vida porque ¿tu me dices como te vas ha poner esa ropa con 27º a la 12 de la noche?

Página: 1 / 1 (1 Elementos)

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso