Plusesmas.com

El 30% de la población mayor de 55 años sufre alguna enfermedad de la retina

El 30% de la población mayor de 55 años sufre alguna enfermedad de la retina

Las afecciones más comunes son la DMAE (Degeneración Macular Asociada a la Edad), la retinopatía diabética y las patologías derivadas de la alta miopía.

Según han puesto de manifiesto distintos estudios de la Sociedad Española de Retina y Vítreo (SERV), el 30 por ciento de las personas mayores de 55 años -un 4,6% del total de la población- sufre alguna patología de retina. Las enfermedades más comunes son la DMAE (Degeneración Macular Asociada a la Edad), la retinopatía diabética, cuya principal complicación es el edema macular, y aquellas derivadas de una alta miopía.

La DMAE es una enfermedad que tiene un elevado impacto sobre la población y constituye la primera causa de ceguera legal en España. Básicamente, existen dos subtipos de DMAE: la húmeda o exudativa y la seca o atrófica. La gran mayoría de los casos de pérdida grave de visión se deben a formas húmedas, que, en algunas ocasiones, pueden provocar un deterioro importante de la calidad de vida del paciente en apenas ocho semanas. La DMAE húmeda viene producida por la aparición de pequeñas venas anormales (neovasos) que acaban destruyendo la mácula y que conducen a una pérdida de visión justo en el centro del campo visual, lo que provoca dificultades serias para poder mantener un ritmo de vida normal.

Hasta hace poco, todos los tratamientos para combatir el avance de la DMAE eran prácticamente paliativos pero, desde hace unos años, los retinólogos disponen de fármacos antiangiogénicos que en un elevado porcentaje de los casos permiten frenar el avance de la enfermedad, aunque no suele recuperarse toda la visión perdida. Por esta razón, el Dr. Luis Arrévola, oftalmólogo de Clínica Baviera especialista en retina, destaca "la importancia de acudir al oftalmólogo en cuanto se detecten los primeros síntomas, para poder comenzar el tratamiento de manera inmediata". El Dr. Arrévola añade que "las revisiones periódicas -anuales- deben ser un hábito a partir de los 50, ya que la detección precoz es la única manera de abordar afecciones como la DMAE".

Otras patologías oftálmicas asociadas a la edad y cuya detección temprana también favorece su tratamiento son las cataratas, la presbicia o vista cansada y el glaucoma.

Comentarios (0)

* *

*

Para no perderte nada
de la actualidad de Plusesmás

Salud, jubilación, memoria, propuestas de ocio,
concursos... ¡y mucho más!

Suscríbete para recibir nuestras newsletters:

Gratis y sin compromiso